Las almendras y el Omega 3

Si estás buscando aumentar tu consumo de ácidos grasos Omega tres, no te fíes de las almendras. Contienen sólo trazas de las grasas polínsaturadas que tu cuerpo necesita pero no puede producir. Por otro lado, son una excelente fuente de grasas monoinsaturadas, que son buenas para tu cuerpo de muchas maneras.

¿Qué son los ácidos grasos Omega 3?

Los ácidos grasos Omega 3 son buenos para el crecimiento celular, mejorar la función cerebral, luchan con las enfermedades del corazón y aumentan el HDL, que es el colesterol bueno. Se encuentran en pescados grasosos, como el salmón, la caballa, las sardinas; los frutos secos, especialmente las almendras, las semillas de lino, y las pecanas; varios tipos de aceite; granos y frijoles.

Paquetes con grasas monoinsaturadas

las grasas no saturadas son tan buenas para tu corazón (y ayudan a reducir el número total de colesterol) como el Omega 3, pero de diferente forma. En lugar de aumentar HDL como el Omega 3, las grasas monoinsaturadas reducen el colesterol malo, LDL. Esta es la misma grasa buena que gana tantas críticas en el aceite de oliva. Cinco estudiantes han determinado que agregar frutos secos a tu dieta disminuye tu riesgo de enfermedades cardíacas. De hecho, el Nurses Health Study, ofrece información de que consumir una cantidad equivalente de frutos secos en lugar de carbohidratos podría disminuir el riesgo de ataque al corazón tanto como 30 por ciento. Además, sustituir la grasa monoinsaturada en frutos secos por grasas saturadas de carne y productos lácteos, podría disminuir el riesgo en un 45 por ciento.

Bueno no sólo para tu corazón

Las almendras también son una buena fuente de vitamina E, un antioxidante efectivo contra las enfermedades cardíacas del cáncer. Un cuarto de taza aporta el 45 por ciento de tus necesidades diarias de vitamina E y el mismo porcentaje de manganeso. Esa misma porción aporta el 20 por ciento de lo que necesitas cada día de riboflavina, tritofano y cobre, en sólo 205 calorías. Esa misma porción de almendras aporta el 35 por ciento más de proteínas que un huevo. Come las almendras con su cáscara y tu ".... duplicará las la cantidad de actividad antioxidante que aporta cada una si se come por separado". Whole Foods informa en un estudio publicado en Journal of Nutrition. Según otras investigaciones que cita Whole Foods, las almendras (si se comen con alimentos de alto índice glicémico) reducen dramáticamente la cantidad de azúcar en sangre que aumentaría sin las almendras.

Buenas para bajar/mantener el peso

Una dieta baja en calorías que incluye almendras puede ayudarte a perder peso mejor que una carga de carbohidratos complejos. Según un estudio reportado en Obesity, la ganancia de peso era menos el 31 por ciento para gente que comía frutos secos al menos dos veces a la semana, comparado con sujetos que no los comían.

Precauciones

Si buscas frutos secos con ácidos grasos Omega 3, prueba las almendras. No comas demasiado de algo bueno. Tanto como el 80 por ciento de cualquier fruto seco es grasa monoinsaturada en el caso de las almendras. Por lo tanto disfrútalas, pero con moderación. Las almendras son frutos secos y, como tales, están entre los ocho grupos de alergenos del U.S. Centers for Disease Control and Prevention. Las almendras son mejores al natural. No contrarrestes sus beneficios para la salud cubriéndolas con sal, azúcar o chocolate.

Más galerías de fotos



Escrito por nancy varekamp | Traducido por susana lópez millot