Cómo almacenar maíz en la mazorca

El maíz cosechado puede venir en grandes cantidades, y si vas a recogerlo por ti mismo de un campo privado o comprarlo a granel, es posible que no seas capaz de hacer uso inmediato de él. El almacenamiento puede ser útil, pero hacerlo correctamente es importante. Si no tienes cuidado, el maíz puede desarrollar moho, atraer gusanos o simplemente perder su sabor ideal de almacenamiento. Debes actuar rápidamente para atender cualquier maíz sin usar para preservar su calidad y reducir el riesgo de perder a su deterioro.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Cuchillo
  • Maíz
  • Refrigerador

Instrucciones

  1. Corta el vástago del maíz (la extensión protuberante que sobresale del extremo de del maíz donde se conecta con el tallo). Este es uno de los mejores lugares para que los gusanos se desarrollen, y eliminar la caña con un cuchillo alargará la vida del maíz.

  2. Coloca las mazorcas de maíz en el refrigerador tan pronto como sea posible. Déjale la cáscara, si es posible, y deja que el maíz se asiente en la nevera cubierto. Mantén la temperatura a o por debajo de 40 grados para reducir la cantidad de azúcares naturales en el maíz y que cambie a almidón a temperaturas más altas.

  3. Sácalo del refrigerador y úsalo dentro de los siguientes dos días.

  4. Escalda las mazorcas de maíz para congelarlos llevando una olla de agua hirvierno y colocando el maíz en el agua. Espera unos ocho minutos para los más pequeños u once minutos para los más grandes. Luego, enfría en agua con hielo el doble de la cantidad de tiempo que se estuvieron hirviendo. Esto mata las enzimas que pueden arruinar el grano durante la congelación.

  5. Almacena el maíz en un congelador. Puedes almacenar el maíz por hasta 12 meses a 0 grados Fahrenheit. Para utilizar el maíz, retíralo del congelador y deja que se descongele antes de prepararlo.

Más galerías de fotos



Escrito por jonathan croswell | Traducido por juan ignacio ceviño