Alivio quiropráctico para el dolor de hombros

El cuidado quiropráctico es comúnmente buscado por las personas que buscan alivio de dolor de cuello o espalda. Sin embargo, los quiroprácticos no se limitan a sólo el cuidado de la columna vertebral. La mayoría de los quiroprácticos están capacitados para ajustar y tratar las extremidades, incluyendo las rodillas y las articulaciones más pequeñas, como los dedos de los pies y los hombros. A veces el dolor de hombro es causado por la irritación de las articulaciones, mientras que otras veces es causado por la irritación de los tejidos. El alivio quiropráctico para el dolor de hombro, con frecuencia se puede lograr a través de la manipulación y otros tratamientos.

Anatomía del hombro


Los músculos del manguito rotatorio se originan de la espalda cerca del omóplato.

Chiro Community, un sitio web para los pacientes y profesionales de la quiropraxia, establece que la articulación del hombro es la articulación más móvil del cuerpo. Está rodeada por nervios, tendones, bursa y otros tejidos, los cuales se pueden irritar y causar dolor. Los tendones ayudan a fijar el músculo al hueso, mientras que los ligamentos unen un hueso con otro. Cuatro tendones forman el manguito de los rotadores: supraspinatous, infraspinatous, subescapular y redondo menor. Todos ellos son originarios de la parte posterior cerca de la lámina del hombro y se adhieren para hacer un puño o un círculo alrededor de la fosa glenoidea, o un cuenco poco profundo, de la lámina del hombro, también llamada escápula. El manguito y la junta están reforzados por cartílagos y ligamentos.

Pruebas e imágenes


Las imágenes son útiles para el dolor que no responde al tratamiento.

Los tendones, músculos o ligamentos que rodean la articulación se pueden estirar y romper causando dolor. El dolor adicional en el cuerpo, por ejemplo, en el cuello, puede también referirse al dolor en la articulación del hombro como puede desencadenar puntos en el músculo, o un "nudo". Un análisis de diagnóstico incluirá la determinación de la amplitud de movimiento del cuello y los hombros, así como pruebas en el músculo y sensaciones relacionadas. Las pruebas ortopédicas específicas destinadas a aislar ciertas partes del manguito de los rotadores o del cuello ayudan a determinar los generadores de dolor. Si el dolor y los síntomas no responden al tratamiento inicial, de imágenes, una tomografía computarizada o una resonancia magnética puede ayudar aún más a identificar el origen del problema.

Ajustes

Incluso con todo el tejido circundante y el apoyo a la articulación del hombro, este se puede desplazar fuera de la alineación provocando que los músculos y ligamentos tiren de manera diferente. Esto conduce a espasmos musculares, inflamación y dolor. Se pueden realizar ajustes suaves al hombro para distraer a la articulación o desplazarla hacia adelante o hacia atrás, dependiendo de los síntomas. El ajuste del hombro puede implicar el uso de una tabla deslizadora, una camilla o una herramienta martillo de tipo reflejo, así como el ajuste manual. Además, el ajuste del cuello y la espalda superior también ayudarán a aliviar las molestias del hombro.

Postura


Ajustar la estación de trabajo permitirá una mejor postura.

El tratamiento del dolor de hombro puede implicar ajustar la ergonomía de trabajo para permitir una postura correcta durante todo el día. Physio Adviser, un sitio web de fisioterapia con sede en Australia, explica que el trabajo o la recreación que implica largos periodos pueden conducir al síndrome postural, en el cual los hombros se van hacia adelante y hacia el pecho, mientras que la parte superior de la espalda se encorva hacia adelante. La cabeza se proyecta hacia adelante en la barbilla y se centra sobre el pecho. La postura corporal superior correcta se consigue cuando los oídos se alinean sobre los hombros y los hombros están abajo, relajados y con la espalda. La parte superior y media de la espalda deber estar en línea con la espalda baja y las caderas.

Ejercicio


Los ejercicios específicos ayudarán a fortalecer el manguito rotatorio.

Ejercicios de hombro simples tales como cambios de brazo de Codman ayudan a calentar los tejidos del hombro antes de hacer ejercicio. The Nicholas Institute of Sports Medicine and Athletic Trauma dice este ejercicio se realiza inclinándose hacia adelante hasta que el hombro cuelgue perpendicular al suelo y moviendo el brazo en pequeños círculos en ambas direcciones. Variando el tamaño de los círculos y se recomienda cambiar de lado después de 30 segundos, con la meta de trabajar hasta varios minutos de ejercicio. Otros ejercicios implicarán el uso de Therabands, bandas de colores con un tubo de goma que proporcionan diferentes resistencias para fortalecer los músculos rotadores específicos. Con el síndrome postural, es útil fortalecer los rotadores externos romboides y las trampas inferiores.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. franchesca vermillion | Traducido por martín giovana