Alivio del dolor después de la extracción de la muela de juicio

Habla con tu dentista o cirujano dental acerca de qué puedes esperar después de una extracción de una muela de juicio.

Habla con tu dentista o cirujano dental acerca de qué puedes esperar después de una extracción de una muela de juicio.

La extracción de la muela de juicio es un procedimiento común, pero existen algunos riesgos involucrados. Estos riesgos incluyen dolor, hinchazón y hematoma temporarios y algunas complicaciones menos comunes. El alivio del dolor en este caso se maneja mejor si sigues las instrucciones de tu dentista, que pueden incluir medicación de venta libre o prescrita, medidas de confort y maneras de evitar complicaciones dolorosas que se pueden prevenir.

Medicaciones de venta libre

Se realizan extracciones de muelas de juicio que no están completamente enterradas debajo de la encía o tejido óseo, que están posicionadas relativamente derechas en comparación con otros dientes y que para el dentista, son fáciles de aflojar y extraer. Las extracciones sencillas implican un mínimo de trauma para quitar el diente, entonces el dolor pos-operatorio generalmente puede manejarse con medicaciones de venta libre. Generalmente se recomiendan drogas antiinflamatorias no esteroides como ibuprofeno (Motrin, Advil) o naproxeno (Aleve) para aliviar un dolor leve o moderado. Estas medicaciones tienen los beneficios combinados de aliviar el dolor y reducir la inflamación. Si tienes alguna condición de salud que te evita tomar estas medicaciones, tu dentista o cirujano bucal podrá recomendarte acetaminofeno (Tylenol) o una medicación recetada.

Analgésicos recetados

Cuando las muelas de juicio son difíciles de aflojar y extraer, puede realizarse una extracción quirúrgica. En estos casos, el dolor pos-operatorio puede ser mayor y pueden aparecer hematomas o hinchazón. Los medicamentos de venta libre tal vez no sean adecuados, entonces con frecuencia se recomiendan remedios recetados más potentes. Para un dolor de moderado a severo, los analgésicos comúnmente prescritos incluyen el ibuprofeno de mayor potencia (Motrin) y medicaciones combinadas como codeína y acetominofeno (Tylenol Nº 3), hidrocodona y acetaminofeno (Vicodin) y oxicodona y acetaminofeno (Percocet). Al tomar éstos u otros medicamentos para el dolor, es importante que sigas las instrucciones específicas en cuanto a las dosis y la seguridad.

Medidas respecto a las molestias.

Es normal sentir algo de molestia o dolor después de la extracción de la muela de juicio. Evitar el alcohol, los líquidos calientes y las comidas picantes y comer una dieta blanda durante los días posteriores al procedimiento pueden hacer menos molesto el proceso de la sanación. Usar agua salada tibia como un enjuague bucal suave durante las 24 a 48 horas posteriores a la extracción puede tener un efecto calmante. Colocar hielo en una zona hinchada en casa también ayuda a reducir la inflamación y el dolor. Ponte una compresa de hielo envuelta en una tela fina o en una toalla sobre el área hinchada durante 15 minutos por vez.

Consideraciones

Algunas consideraciones pos-operatorias pueden conducir a un inesperado incremento del dolor. Un dolor que aumenta de 2 a 4 días luego del procedimiento puede indicar el desarrollo de una complicación. El alivio del dolor en estos casos puede incluir medicaciones recetadas para el dolor y un tratamiento específico adicional. Por ejemplo, se podrían usar antibióticos para tratar una infección o un vendaje medicado especial para una complicación conocida como alvéolo seco. Antes de tomar una medicación, asegúrate de que tu dentista o cirujano dental esté al tanto de cualquier condición médica que padezcas. Embarazo, problemas gastrointestinales, insuficiencia hepática o renal, hipertensión o alergias a alguna droga son algunos ejemplos de condiciones a las que hay que prestarles atención antes de tomar una nueva medicación para el dolor.

Más galerías de fotos



Escrito por adeola abisogun | Traducido por irene cudich