Cómo aliviar la rigidez muscular en las piernas

Si sientes que tus piernas están rígidas y tensas, tal vez te hará sentir letárgico y menos motivada a moverte. Los músculos de tus piernas pueden estar rígidos por muchas razones, incluyendo el sedentarismo continuo y condiciones médicas como la artritis. Afortunadamente, esto no precisamente debe ralentizar tu día. Hay varias maneras sencillas para reducir la incómoda rigidez muscular, dejando que tus piernas se muevan fácil y libremente de modo que puedan llevarte a donde quieras ir.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Aceite para masajes
  • Aparato de masaje manual

Instrucciones

  1. Levántate y camina por ahí. Sentarte por periodos largos comúnmente causa la rigidez muscular. Si te sientas frente a un escritorio todo el día en el trabajo, simplemente caminar por la oficina puede ayudar a aliviar la rigidez muscular de las piernas y estimular la circulación.

  2. Sumerge tus piernas en agua caliente durante unos 10 a 15 minutos cada vez. El agua caliente funciona para relajar los músculos tensos y rígidos en las piernas y aliviar cualquier rigidez que afecte a la rodilla, el tobillo o la cadera. Trata de tomar un baño en un jacuzzi tibio o toma un relajante baño en tu bañera.

  3. Presiona con firmeza sobre los músculos de las piernas y frótalas con un movimiento de ida y vuelta para masajearlas. También trata de usar un aparato de masaje manual para penetrar más profundamente en el tejido del músculo. Enciende el aparato y colócalo sobre los músculos rígidos en tus piernas, permitiendo que la vibración libere la tensión.

  4. Estira los músculos de la pantorrilla poniéndote de pie frente a una pared con los pies apoyados en el suelo. Coloca las manos contra la pared y lentamente inclínate hacia adelante mientras deslizas una pierna hacia atrás. Mantente estirada por unos 20 segundos y luego repite el proceso con la otra pierna.

  5. Acuéstate boca arriba con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo para comenzar a estirar los muslos. Levanta una pierna, sostén el muslo con las dos manos y tira suavemente de la pierna hacia el pecho. Mantén este estiramiento durante 20 segundos y repite con la otra pierna.

  6. Párate frente a una pared con una palma colocada contra ella para comenzar a estirar los cuádriceps. Levanta una pierna hacia atrás usando una mano para agarrar tu talón mientras suavemente lo estiras hacia arriba. Mantén el estiramiento por unos 20 segundos y luego repite con la otra pierna.

Más galerías de fotos



Escrito por tamara moffett | Traducido por gloria soto