Cómo aliviar los gases en un infante con un masaje

El masaje a los infantes se ha vuelto popular entre los padres y los proveedores de servicios médicos. Muchos han descubierto que sirve para desarrollar las relaciones entre padres e hijo. Los masajes también pueden ayudar a relajar y a calmar a un bebé inquieto, así como ayudarlos a liberar el gas acumulado que pudiese causarles incomodidad. Muchos padres prefieren esta técnica no invasiva y relajante para aliviar los problemas de gas, en lugar de usar medicinas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Toalla
  • Aceite para masajes a bebés o aceite de oliva (opcional)

Instrucciones

  1. Coloca a tu hijo sobre una toalla en un lugar cómodo y silencioso.

  2. Desviste al niño hasta dejarlo tan sólo con su pañal. Deja el pañal puesto, pues los bebés con frecuencia defecan durante esta clase de masajes.

  3. Cubre tus manos con una capa delgada de aceite para masajes o de oliva, si deseas usar uno para darle el masaje. Aunque no es necesario, el uso de estos aceites con frecuencia le dan fluidez a tus movimientos.

  4. Coloca una mano sobre el abdomen de tu hijo y muévela lentamente en movimientos circulares hacia la izquierda. Continúa mientras tu bebé lo tolere o hasta que pase el gas o defeque.

Consejos y advertencias

  • Si el masaje no resulta efectivo, alivia el gas doblando suavemente las piernas de tu hijo a la altura de sus rodillas y subiéndolas y bajándolas hacia su pecho repetidamente. Puedes alternar las piernas, como si estuviese pedaleando una bicicleta o elevar las dos al mismo tiempo.
  • Contacta a tu médico si el niño tiene gases crónicos o dolorosos. Aunque es normal algo de gas en los niños, si los gases le producen dolor, quizás haya algún problema subyacente, como alguna alergia a la comida.

Más galerías de fotos



Escrito por wallis bishop | Traducido por eduardo moguel