Cómo alisar tu cabello con un secador y un cepillo redondo

Ir a un salón de belleza para un costoso peinado no se ajusta al presupuesto de muchos. Si tienes el cabello rizado u ondulado, pero quieres que esté súper liso, puedes usar un secador y un cepillo redondo en casa. No cojas cualquier secador y cepillo y comiences a secar tu cabello sino hasta que conozcas la forma adecuada de crear un cabello liso de peluquería.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Spray de protección contra el calor
  • Spray para raíces (opcional)
  • Crema o spray para alisar (opcional)
  • Peine
  • Pinzas para cabello
  • Cepillo redondo
  • Secador

Instrucciones

  1. Lava tu cabello de la forma usual y sécalo con una toalla hasta que esté aproximadamente un 80% seco. Aplica un spray protector contra el calor en todo el cabello. Para añadir volumen, usa un spray para raíces y también una crema o spray para alisar. Peina suavemente todo el cabello para eliminar cualquier nudo.

  2. Divide tu cabello en tres secciones, una en la parte posterior y una en cada lado de tu cabeza. Asegura a cada sección a la parte superior de tu cabeza usando pinzas para cabello.

  3. Libera una sección del cabello que aseguraste con las pinzas. Cada sección será secada en secciones más pequeñas de una a dos pulgadas. Coloca la cabeza del cepillo debajo de una de las secciones de una o dos pulgadas. Usa tu mano libre para empujar el cabello hacia el cepillo.

  4. Enciende tu secador y dirige el calor hacia el cabello que está en el cepillo. Jala el cepillo a lo largo de tu cabello mientras mueves al mismo tiempo al secador en la misma dirección. A medida que mueves el cepillo, jala el cabello hacia arriba sobre tu cabeza en vez de jalarlo hacia abajo, mientras giras ligeramente el cepillo mientras se mueve. Esto le dará más volumen y cuerpo al cabello. Continúa este proceso en la misma sección de cabello hasta que esté completamente seco. No dejes ninguna sección ni siquiera ligeramente húmeda, ya que esto puede producir frizz.

  5. Deja que la sección de cabello que acabas de secar se enfríe por unos cuantos segundos mientras todavía está envuelta en el cepillo. Esto ayuda a mantener la imagen suave del cabello liso.

  6. Repite el proceso en las secciones restantes de cabello.

Consejos y advertencias

  • Usa un cepillo redondo con cerdas de jabalí si tu cabello tiene frizz o es rizado u ondulado, y un cepillo redondo de metal si tienes el cabello liso y delgado.
  • Adhiere una boquilla en forma de cuña en el extremo de tu secador mientras alisas con un cepillo redondo. Este dirigirá al calor hacia donde lo quieres y evitará que llegue a las otras secciones de cabello que ya están secas.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por ana maría guevara