Cómo alisar un cabello afro con un peine caliente

Mucho antes de que Sarah Breedlove se convirtiera en la primera afroamericana que se hizo millonaria con los productos para el cabello, las mujeres han tenido que luchar con la tosquedad de su cabellera. Ella descubrió una herramienta cosmética francesa que impulsó una nueva ola de la belleza para las mujeres que deseaban tener un cabello más suave. Con una popular oscilante de más de 100 años, el peine caliente se ha vuelto a posicionar como la técnica preferida para alisar el pelo de aquellas mujeres que quieren lucir su cabello natural.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Peine caliente
  • Estufa para el peine caliente
  • Aceite para el cabello
  • Crema hidratante sin vaselina
  • Peineta
  • Peine de cola de ratón
  • Toalla para el rostro

Instrucciones

    Pasar del pelo rizado al sedoso y brillante

  1. Lava y acondiciona el cabello. Tener el cabello limpio es esencial para poder alisarlo. El peine caliente proporciona abundante cantidad de calor para debilitar los rizos. Es necesario remover las acumulaciones de productos que tenga el cabello antes de aplicarle una rigurosa cantidad de calor. Si hay suciedad, caspa y productos acumulados en el cabello plancharlo causará daños irreparables. Un acondicionador fortificante fortalecerá el cabello para que pueda someterse al peine caliente.

  2. Seca el cabello con ayuda de un peine o una peineta. Esta técnica prepara el cabello para pasarlo por el peine caliente. Además desenreda el cabello sin jalar el cuero cabelludo y lo precalienta previniendo un cambio brusco de temperatura y que se quiebre.

  3. Acondiciona el cuero cabelludo con una crema hidratante libre de vaselina. A pesar de la creencia popular, la vaselina no hidrata el cabello. Se asienta en el cuero cabelludo impidiendo que el aire y la humedad penetren en los poros. Es importante hidratar el cuero cabelludo para prevenir la picazón.

  4. Con la peineta divide el cabello en cuatro secciones. Utiliza un lazo para atar cada sección. Como se trabaja en una sección a la vez, si lo tienes atado evitará que el resto del pelo interfiera en el proceso o se enrede.

  5. Coloca el peine caliente sobre la estufa durante unos siete minutos. No dejes el peine sobre la estufa por más de diez minutos. Una excesiva cantidad de calor quemará y quebrará de inmediato el cabello.

  6. Parte una pequeña sección de cabello (del ancho y largo de un dedo) de la parte izquierda inferior de la cabeza utilizando un peine de cola y aplica un poco de aceite sobre el cuero cabelludo. El aceite sirve para proteger el cabello más que el cuero cabelludo. Su propósito es servir como una barrera contra el calor.

  7. Quita el peine caliente de la estufa y colócalo sobre una toalla facial húmeda durante unos tres segundos para que se enfríe un poco. Utiliza el peine caliente para alisar la pequeña sección de cabello. Comienza a unos tres centímetros de distancia del cuero cabelludo y deslízalo por el cabello. Repite los pasos del cinco al siete hasta que alises todo el cabello.

Consejos y advertencias

  • Si no se enfría un poco el peine caliente cuando recién se retira de la estufa quemará el cabello al entrar en contacto con él.
  • Colocar el peine caliente muy cerca de la raíz del cabello causará que el aceite queme el cuero cabelludo.

Más galerías de fotos



Escrito por rebecca walton | Traducido por pattricia patino