Cómo hacer alioli con mayonesa

El alioli, un condimento cremoso y aromático similar a la mayonesa, se usa tradicionalmente en la cocina de Provenza, Francia, y Cataluña, España. Aunque esta salsa con ajo se sirve generalmente con vegetales, pan, pescado y carne, también es excelente para untar emparedados o como aderezo para ensaladas. El auténtico alioli de ajo contiene alrededor de 17 gramos de grasas saturadas, 21,5 miligramos de colesterol y 107 calorías por cucharada. También se usa una yema de huevo cruda como emulsionante. No obstante, muchas personas están preocupadas por la seguridad de comer huevos crudos. La buena noticia es que puedes eliminar tus preocupaciones, disminuir el consumo de colesterol y seguir disfrutando del alioli sustituyendo la yema de huevo cruda por mayonesa.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Mortero y mano
  • Dientes de ajo
  • Sal kosher
  • Bol
  • Batidor
  • Mayonesa comprada
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Jugo de limón fresco
  • Recipiente hermético

Instrucciones

  1. Pon un par de dientes de ajo y una pequeña cantidad de sal kosher en un mortero. Usa una mano para machacar el ajo y la sal formando una pasta suave. Si no tienes un mortero y una mano, pasa los dientes por una prensa de ajos y luego mézclalos con un poco de sal kosher.

  2. Pon la pasta de ajo en un bol mediano y agrega mayonesa, Suavemente revuelve la pasta de ajo y mayonesa hasta que estén bien mezclados. Aunque podrías sentir una ligera variación del sabor, puedes reducir el contenido de calorías, grasa y colesterol usando mayonesa baja en calorías en lugar de común. Mientras que una porción de 1 cucharada de mayonesa común contiene alrededor de 1,6 gramos de grasas saturadas, 6 miligramos de colesterol y 94 calorías, un cucharada de mayonesa reducida en calorías y colesterol contiene alrededor de 49 calorías, 0,67 gramos de grasas y no tiene colesterol.

  3. Agrega una pequeña cantidad de jugo de limón fresco y aceite de oliva extra virgen en la mezcla de mayonesa y ajo, lentamente, batiendo continuamente, hasta que la mezcla esté suave y densa. El jugo de limón y el aceite de oliva no sólo dan un sabor más rico, en especial si usas mayonesa baja en calorías, sino que también ayudan a licuar la consistencia de la mayonesa.

  4. Pon el alioli en un recipiente hermético y refrigera hasta el momento de servir. Si lo conservas en el refrigerador, tu alioli durará varios días en un recipiente hermético.

Consejos y advertencias

  • Agrega hierbas frescas como albahaca (basil), hinojo (fennel) o eneldo (dill), o incluye nueces picadas a tu alioli básico para crear una variedad de condimentos sabrosos.
  • La mayonesa preparada comercialmente no sólo contiene huevos pasteurizados, que han sido tratados para destruir bacterias perjudiciales, sino también usa ingredientes como vinagre y sal, lo que ayuda a evitar el desarrollo de bacterias.

Más galerías de fotos



Escrito por karen curinga | Traducido por maria eugenia gonzalez