Alineación de la columna con yoga

Según la doctora Karen Erikson, una vocera de la asociación quiropráctica Estadounidense, los dos componentes principales para mantener una alineación adecuada de la columna son el balance y la flexibilidad. El yoga se enfoca bastante en el desarrollo de ambos. Una alineación de la columna equivocada puede causar dolor de espalda y disminuir el rango de movimiento de la misma. Las posturas de yoga se enfocan en elongar la columna y redescubrir el rango de movimiento de esta. Practicar algunos estiramientos de yoga luego del trabajo puede ayudar a fortalecer y estirar tu columna.

Giro sentado

La columna se mueve hacia adelante y hacia atrás, pero también gira de un alado al otro. Los giros de yoga permiten que lubriques la columna y que aumentes tu rango de giro de movimiento. Para realizar un giro de columna sentado, siéntate en posición de piernas cruzadas cómodo. Si te resulta difícil sentarte cómodamente en esta posición, siéntate en un bloque o en unas almohadas. También puedes girar mientras estás sentado en una silla. Alarga la columna y gira el torso hacia la derecha. Con cada inhalación, alarga la columna y con cada exhalación muévete lentamente más en profundidad en el giro. Vuelve al centro y repite para el lado opuesto.

Posición del puente

La posición del puente fortalece la espalda y alinea las vértebras cervicales en el cuello. Comienza acostándote sobre tu espalda. Dobla las rodillas y coloca las suelas de tus pies planas sobre el suelo. Presiona el coxis contra el suelo. Lleva los brazos hacia abajo por los costados. Presiona los pies contra el suelo mientras levantas las caderas hacia el cielo. La espalda baja y media deben estar completamente fuera del suelo, dejando solo la parte torácica y cervical de la columna y la cabeza en contacto con el suelo. Baja la espalda y las caderas nuevamente al suelo de a una vértebra a la vez.

La posición del niño

Utiliza la posición del niño para realinear la columna. Siéntate sobre los talones con la parte superior de los pies planas sobre el suelo. Baja la parte superior del cuerpo, tocando la frente con el suelo. Extiende los brazos hacia afuera frente a ti, con las palmas hacia abajo. La posición del niño es una posición de descanso, pero no se puede acceder fácilmente cuando comienzas yoga o cuando tienes los músculos de la espalda o de la cadera rígidos. Para modificar esta posición, intenta apoyar la frente en un ladrillo o una almohada. Además, si las caderas no tocan los talones fácilmente, coloca sábanas plegadas, toallas o almohadas entre los glúteos y los talones.

Posición del cadáver

La posición del cadáver es la posición de descanso final en todas las clases de yoga. Esta anima la alineación de la columna debido al contacto prolongado de la misma con el suelo. Para practicar esta posición, acuéstate sobre el suelo en la alfombra para yoga. Lleva los brazos hacia abajo por los costados y deja que las palmas miren al techo. Las piernas deben estar separadas levemente con los pies hacia afuera. Cierra los ojos y enfócate en respirar profundamente y de manera pareja. Si experimentas dolor o incomodidad en la zona de la baja espalda, coloca una almohada o sábanas dobladas debajo de tus rodillas. Mantente en esta posición por cinco minutos y continúa hasta los 15 minutos.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole carlin | Traducido por sebastian castro