Alimentos para los tendones

Los tendones conectan a los huesos con los músculos. Están compuestos de densos tejidos conectivos fibrosos, tienen un suministro limitado de sangre y están casi siembre bajo tensión por su uso. Estas propiedades dificultan que el cuerpo repare los tendones cuando se desgarran, se inflaman, se tuercen o sufren otro daño.

Alimentos de alto contenido de enzimas

Como los tendones son densos y están pobremente vascularizados, los alimentos con enzimas activas son extremadamente útiles para nutrir y reparar tendones. Estos alimentos incluyen piña, papaya, cualquier fruto o vegetal fresco y alimentos fermentados. La piña y la papaya tienen enzimas específicas (bromelina y papaína) que son muy activas en la sangre y ayudan al cuerpo a reparar músculo y tendones desgarrados.

Alimentos ricos en vitamina C

La vitamina C es un cofactor en la producción de colágeno, la proteína más prevalente en el tejido tendinoso. Los alimentos ricos en vitamina C incluyen los frutos frescos y vegetales como pimiento, papaya, brócoli, bayas, cítricos, tomates, repollitos de Bruselas y espinaca.

Alimentos ricos en calcio

Los tendones y otros tejidos conectivos tienen mucho calcio y los alimentos que contienen este elemento son útiles para nutrir a los tendones. Los alimentos más asociados al calcio son los lácteos. Sin embargo, debido al frío y a la naturaleza productora de flema de estos productos, sólo los fermentados (leche, kéfir, suero) se recomiendan para la salud de los tendones. Los productos no lácteos ricos en calcio incluyen salmón, sardinas, col berza, espinaca, okra, brócoli, guisantes, repollitos de Bruselas y bok choy.

Otros alimentos beneficiosos

Cualquier alimento que tenga alto contenido de colágeno u otros componentes de los tejidos conectivos son excelentes para los tendones. Estos incluyen a la carne (especialmente de pescado y aves porque tienen más cantidad de tejido conectivo), sopa de carne de res o de gallina, pho (sopa asiática de tendones), costillas y otras sopas y alimentos hechos con caldos de articulaciones y huesos.

Jugos

Los jugos frutales tienden a tener alto contenido de azúcar y, como un alto nivel de azúcar en sangre puede causar inflamación adicional, no son recomendados como fuente sana de nutrientes, especialmente para nutrir al cuerpo después de desgarros y torceduras. Por otro lado, los jugos vegetales son una forma excelente de nutrir tendones. Los jugos fríos conservan las enzimas activas de los frutos y vegetales y aportan nutrientes concentrados.

Perspectiva de la medicina oriental

A los ojos de la medicina china y de otros países orientales, el hígado es la fuente de los tendones, así que los alimentos que son sanos para este órgano son también buenos para los tendones. La mayoría de los alimentos listados anteriormente caen en la categoría de alimentos que nutren al hígado y, en consecuencia, los tendones del cuerpo. La única diferencia importante es el agregado de vegetales de raíz, como la remolacha o bardana.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. drew scott | Traducido por mariana palma