Alimentos que no son saludables para tus cuerdas vocales

El cuidado de tu voz necesita de un enfoque equilibrado. Además de calentamiento vocal y la atención a los factores ambientales, tales como frío o humo, necesitas comer de manera consciente. La mayoría de los alimentos que debes evitar no activan una enfermedad en las cuerdas vocales. Sin embargo, pueden causar irritación o sequedad, lo que a su vez afecta tu voz al hablar o cantar.

Lácteos


Diversos productos lácteos.

Debido a que los productos lácteos tienden a crear más moco, pueden interferir con una voz clara o proporcionar un reseco de tu voz. Evita la leche, helados, quesos y otros productos lácteos. Tomar leche en una bebida de café helado es triplemente mala idea; los lácteos crean moco, la temperatura fría constriñe la garganta y la cafeína deshidrata, dejando a tu laringe no lubricada.

Alimentos picantes


Chiles jalapeños.

Los alimentos picantes pueden irritar la garganta. Justo antes de una actuación de canto, evita la comida mexicana, china, tailandesa u otros platos típicamente picantes. Además del riesgo de directamente irritar la garganta, estos alimentos pueden causar reflujo ácido, que se traduce en una mayor irritación del esófago. La University of Michigan Health System desaconseja los alimentos picantes, así como alimentos e incluso pastillas que contengan mentol, aceite de eucalipto o cítricos, que también pueden desencadenar el reflujo ácido. Si tienes sobrepeso, aumenta el riesgo de reflujo ácido. Contrarresta cualquier tendencia a desarrollar la condición al comer comidas más pequeñas, que son menos propensas a inducir el reflujo. En lugar de una comida grande, podrías consumir durante todo el día aperitivos saludables.

Alimentos secos


Hombre maduro bebiendo un vaso de agua.

Además del café, ya mencionado como diurético, evita las sustancias que contienen cafeína, las cuales secan la garganta y producen un sonido rasposo o ronco. Las frutas cítricas son otro culpable, así como el alcohol. Si consumes alimentos secos, contrarresta sus efectos con líquidos adicionales. La base debe ser siete a nueve vasos de agua cada día para mantener los pliegues de las cuerdas vocales bien lubricados; para contrarrestar cualquier diurético, bebe más de los nueve vasos. Según el University of Michigan Health System, se puede determinar el consumo de fluido ideal basado en el peso de tu cuerpo; simplemente beber tantas onzas como tu propio peso, divididas por la mitad.

Factores adicionales


Té de hierbas.

Mientras que muchos alimentos comunes tienen un efecto perjudicial sobre la voz, también puedes encontrar muchas opciones dietéticas que ayudan a tus cuerdas vocales. Beber té de regaliz, té de hierbas o cualquier bebida caliente descafeinada, preferiblemente mezclada con miel. Además de la dieta, puedes cuidar tus cuerdas vocales absteniéndote de fumar y evitar lugares ahumados; usa un humidificador si tu casa u oficina tienen aire muy seco; y lávate las manos y consume vitamina C para evitar resfriados virales con regularidad.

Más galerías de fotos



Escrito por danielle hill | Traducido por marco jiménez