¿Qué alimentos son buenos para el cáncer de esófago?

Las personas que padecen cáncer de esófago pueden enfrentar muchos desafíos a la hora de comer. Los alimentos pueden parecer poco atractivos debido a la dificultad para tragar, cambios en el gusto y la falta de energía, característica del cáncer de esófago. El esófago es un tubo hueco, muscular que lleva el alimento desde la boca hasta el estómago para su digestión. Cuando el cáncer invade estos tejidos, los alimentos pueden sentirse atascados en el pecho y las opciones pueden llegar a verse limitadas después de los tratamientos quirúrgicos o químicos. Los mejores alimentos nutrirán al paciente al tiempo que le proporcionan un exceso de calorías y proteínas para su curación.

Alimentos blandos

No todos los pacientes sufren con una dieta líquida. En las primeras etapas, los alimentos blandos pueden ser apropiados. El cáncer puede inhibir la deglución, por lo que mientras menos haya que masticar mejor será. National Cancer Institute sugiere mantener los alimentos húmedos con salsas o caldos cuando existe un trastorno para tragar. Los huevos revueltos, batidos de proteínas y cereales cocidos son alimentos densos en calorías que son fáciles de tragar. Trata de añadir un poco de leche en polvo a los alimentos para aumentar la cantidad de calorías y proteínas.

Batidos

Después de la cirugía, la quimioterapia o tratamiento de radiación, probablemente el paciente deberá seguir una dieta líquida. A medida que avanza, los batidos caseros pueden proporcionar un tratamiento individualizado y con alto contenido calórico. Las verduras y frutas son densas en micronutrientes que influyen en la curación y pueden disminuir el riesgo de cánceres recurrentes. Iran's Tehran University of Medical Sciences ha establecido un vínculo entre la disminución de los cánceres de esófago y el mayor consumo de frutas, verduras y yogures. Los batidos requieren una licuadora, frutas o verduras, yogur o leche, un edulcorante y un poco de imaginación.

Suplementos líquidos

Los sustitutos líquidos proporcionan una comida equilibrada, o mejor aún, un suplemento alimenticio para los pacientes con cáncer de esófago. Muchas marcas están disponibles en la tienda de comestibles; el sabor y la selección de la marca es una elección personal basada en el gasto y el gusto. Algunas compañías de seguros reembolsarán estos alimentos líquidos si se compran en una farmacia con receta médica. Añadir proteína o leche en polvo a estas bebidas pre-hechas agregará calorías, proteínas y aumentará la saciedad después de una "comida". Si bebes los batidos como suplemento, trata de hacerlo durante todo el día, no antes de una comida, para que tu apetito no se reduzca.

Más galerías de fotos



Escrito por juliet wilkinson | Traducido por barbara obregon