¿Qué alimentos son buenos para la función de la glándula tiroides

La glándula tiroides, localizada justo abajo de la laringe en la parte de enfrente del cuello, es una glándula de 2 pulgadas con dos lóbulos. El metabolismo del cuerpo y el balance del calcio son principalmente regulados por la tiroides. Las hormonas T4 y T3 que son secretadas por esta glándula estimulan el tejido corporal para que produzca proteínas y también aumentan la cantidad de oxígeno usada por las células. La hormona calcitonina, liberada por la tiroides, regula los niveles de calcio. Las dos principales enfermedades que comprometen la función de la tiroides son el hipotiroidismo: que consiste en la disminución de la actividad de la glándula; y el hipertiroidismo: que consiste en la actividad excesiva de la glándula. En University of Maryland Medical Center reportan que la mayoría de los problemas de la tiroides son tratados con medicamentos y cirugía, aunque varios alimentos pueden afectar la función de la tiroides.

Selenio

El Dr. David Williams, un quiropráctico en Texas que trata una variedad de condiciones, afirma que el selenio es un componente vital necesario para que la glándula tiroides maneje la absorción de calcio. El recomienda que los pacientes con una condición en la tiroides, o aquellos que desean mantener una función sana de la glándula, incluyan alimentos ricos en selenio en su dieta diaria. Los alimentos ricos en selenio incluyen: pescados y mariscos, huevo, hígado de res, y riñones. El germen de trigo, las semillas de sésamo, las nueces de Brasil, los hongos, el ajo y la cebolla son otras buenas fuentes de selenio.

Tiamina

La tiamina, una vitamina encontrada principalmente en los cereales fortificados, la leche, los granos enteres y los vegetales, es importante para mantener un funcionamiento óptimo de la glándula tiroides, tal como se descubrió en Massachusetts Institute of Tecnología por científicos que hicieron la investigación y reportaron en Journal of Nutrición. La deficiencia de tiamina interfiere con el metabolismo y produce altos niveles en el consumo de alimentos cuando la glándula no regula la producción de hormonas.

Vegetales

Los vegetales de la familia de las crucíferas pueden tener un impacto negativo en una glándula tiroides enferma, afirman los investigadores de George Mateljan Foundation, un grupo de investigación sin fines de lucro. La familia de vegetales que puede afectar la glándula incluye a la coliflor, el repollo, la brocoli y las coles de Bruselas. Sin embargo, cocer estos vegetales puede reducir el efecto de los ingredientes que dañan la tiroides.

Soja

Las personas que están consumiendo medicamentos para la tiroides deben evitar alimentos hechos con soja porque puede interferir con la absorción apropiada de la medicina, afirman los doctores de Mayo Clinic. Mientras que la soya no debe ser evitada completamente, los pacientes tomando medicamentos para la tiroides deben esperar al menos cuatro horas después de tomar la medicina para consumir algún producto de soya. Las misma regla se aplica a una variedad de alimentos que pueden interferir con la absorción de los medicamentos para la tiroides incluyendo los alimentos altos en fibra y las nueces.

Goitrogenos

El bocio es una condición caracterizada por el agrandamiento de la glándula tiroides. Se dice que los alimentos que contienen goitrogenos bloquean la absorción de yodo, un ingrediente esencial en la función sana de la tiroides. Los goitrogenos son aquellos vegetales incluidos en la familia de las crucíferas, así como los frijoles de soja los piñones y los cacahuetes.

Más galerías de fotos



Escrito por linda ray | Traducido por maria del rocio canales