Alimentos que son antivirales, antibacteriales y antifúngicos

El jengibre es una hierba que contiene una variedad de propiedades antimicrobiales, que son útiles en la medicina moderna.

El jengibre es una hierba que contiene una variedad de propiedades antimicrobiales, que son útiles en la medicina moderna.

Muchos alimentos contienen sus propias defensas contra virus, hongos y bacterias. Por medio del consumo de estos ingredientes, las personas pueden beneficiarse de las defensas naturales que proporcionan. Algunos de los alimentos que se analizaron debido a sus propiedades de defensa contra una gran variedad de patógenos incluyen ajo, hojas de té, coco (coconut) y jengibre (ginger).

Ajo fresco

El ajo contiene una sustancia activa conocida como alicina, que es responsable de las propiedades antimicrobiales de este alimento. La alicina, que se libera cuando se muele el ajo, demostró que contiene actividades antiparásitas, antifúngicas y antibacteriales. Un estudio publicado en "Microbes and Infection" indica que el ajo promueve la actividad antiparásita en el cuerpo contra los parásitos intestinales y la actividad antifúngica contra el hongo cándida. La actividad antibacterial del ajo cubre una amplia variedad de cepas de la bacteria E, coli, resistentes a los fármacos.

Hojas de té

Las hojas de té muestran actividad antimicrobiana como mecanismo de defensa contra insectos y patógenos. El té negro y el té oolong (té azul) parcialmente fermentado pueden ser eficaces en particular contra virus, bacterias y hongos. Un estudio de 2007 publicado en "Molecular Nutrition & Food Research" indica que estos tés contienen dos clases de compuestos fenólicos que quizás cuenten con propiedades antimicrobiales. Otro estudio publicado en 2012 en "Recent Patents on Anti-ineffective Drug Discovery" señala que está demostrado que los efectos antimicrobiales del té actúan contra los patógenos comunes y peligrosos, como las diferentes cepas de las bacterias estafilococo, E. coli y salmonella.

Partes del coco

El coco, una planta con una variedad de usos nutricionales y medicinales, instiga actividades antimicrobianas contra hongos, virus y bacterias, además de parásitos. Un documento de 2011 publicado en "Asian-Pacific Journal of Tropical Medicine" señala que el núcleo y el agua del coco poseen estos efectos antipatógenos. El Coconut Research Center informa que los cocos se utilizaron en la medicina tradicional para combatir una variedad de enfermedades causadas por bacterias y virus; algunas de estas afecciones incluyen bronquitis, gripe común, úlceras (en general causadas por la bacteria H. pylori), gonorrea e infecciones cutáneas.

Super especia

El jengibre, una especia que se usaba en la medicina de la antigua China, contiene una variedad de potentes propiedades antimicrobianas, como se demostró en varias investigaciones científicas. Un estudio publicado en 2013 en "Journal of Ethnopharmacology" demostró que el jengibre fresco era efectivo para tratar ciertos tipos de virus en el tracto respiratorio humano. Otro estudio publicado en "Global Journal of Pure and Applied Sciences" concluyó que el jengibre contiene propiedades antibacterianas contra las bacterias comunes estafilococo y estreptococo. Un estudio de 2005 publicado en "Biochemical and Biophysical Research Communications" indicó que el jengibre contiene una proteína que también es efectiva contra una variedad de hongos.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por vanesa sedeño