¿Qué alimentos son altos en estrógeno y qué efectos tienen sobre el cuerpo femenino?

Los alimentos no contienen estrógeno, no obstante muchas plantas poseen componentes químicamente similares llamados fitoestrógenos. Al ingerirse en la dieta humana, los fitoestrógenos pueden ligarse a los receptores del estrógeno y mimetizar débilmente los efectos del estrógeno en algunos tejidos, mientras que bloquea los efectos del estrógeno en otros. Este doble resultado es el tema de muchas investigaciones científicas. Existen dos clases principales de fitoestrógenos en la dieta; los isoflavones y los lignanos. Una variedad de legumbres, granos y vegetales los contienen.

Alimentos con fitoestrógenos

De acuerdo al Linus Pauling Institute (Instituto Linus Pauling), los brotes de soja y sus derivados, como el tofu, el tempeh y la leche de soja, son las fuentes más ricas de isoflavones en la dieta humana. También se encuentran en menores cantidades en una variedad de frijoles, guisantes, lentejas, granos y vegetales. El Linus Pauling Institute cita a la linaza como la fuente más rica de lignanos, siendo la linaza molida la mejor opción de máxima absorción. Otras fuentes de lignanos incluyen a las semillas de sésamo, col rizada, brócoli, chabacanos, col, coles de Bruselas, fresas y pan de centeno.

El rol del estrógeno

Las hormonas estrogénicas juegan un papel importante en el crecimiento y el desarrollo de las características sexuales femeninas y el proceso reproductivo. El estrógeno también regula el crecimiento óseo y los niveles de colesterol. Mientras las mujeres pasan por la menopausia, la producción del estrógeno en el cuerpo decrece. Los alimentos con fitoestrógenos son usados por algunas mujeres como alternativa a las terapias de reemplazo de hormonas para reducir los efectos secundarios de la menopausia, como los bochornos.

Investigación

Los fitoestrógenos actualmente son el blanco de considerables investigaciones científicas. El grado al que realzan o bloquean los efectos estrogénicos en el cuerpo aún no se entiende por completo. El Linus Pauling Institute explica que los fitoestrógenos que incrementan los efectos estrogénicos podrían ayudar a mantener la densidad ósea y mejorar los niveles de colesterol. Los fitoestrógenos que bloquean los efectos estrogénicos en el tejido reproductivo podrían ayudar a reducir el riesgo de los tipos de cáncer asociados con las hormonas, como el cáncer de seno, uterino y prostático.

Consumo seguro

La American Dietetic Association (Asociación Dietética Americana) confirma que aún se sigue investigando para determinar cuánto fitoestrógeno necesita el cuerpo y cómo interactúan los fitoestrógenos con otras hormonas. El National Cancer Institute reporta que los alimentos de soja, como parte de una dieta saludable y en cantidades moderadas, son seguros para el consumo. Considera limitar los alimentos de soja procesados, como los sustitutos de carne, los cuales pueden contener dosis más altas de isoflavones que las fuentes naturales. Los alimentos naturales que contienen fitoestrógenos pueden ser parte de una dieta bien balanceada y vale la pena consumirlos con moderación debido a sus beneficios para la salud.

Más galerías de fotos



Escrito por ericka stachura, r.d. | Traducido por karla m. gonzález