Los alimentos ricos en proteínas que puedes comer después de la cirugía de bypass gástrico

El bypass gástrico ayuda a los pacientes a perder peso mediante el bloqueo de la absorción de calorías y restringiendo el tamaño del estómago, dice University of Wisconsin Health. Mantén tu salud y evita la pérdida de masa muscular magra consumiendo 60 a 80 g de proteína cada día por el resto de tu vida. Come ocho onzas de pescado, aves, huevos, productos lácteos y sustitutos de la carne para cumplir con este objetivo, recomienda Highland Hospital.

Carne

Una porción de tres onzas de carne tiene aproximadamente 21 g de proteína, de acuerdo con Centers for Disease Control and Prevention. Elige cortes magros de carne de res, cordero o cerdo y prepáralos a la plancha, a la parrilla o con otros métodos de cocción bajos en grasa. Para variar, utiliza atún, tilapia o salmón, y aves como pavo o pollo como fuentes de proteínas. Tal vez los camarones y otros mariscos, carnes fibrosas y pescado seco te resulten difíciles de digerir.

Huevos

Incluye un huevo, dos claras o un cuarto de taza de sustituto de huevo dentro de tus alimentos ricos en proteínas, según Highland Hospital. También puedes utilizarlos para hacer una tortilla con espinaca, cebolla, queso o carne para nutrición adicional. Evita añadirles más grasa cocinando con aceite en aerosol.

Legumbres y guisantes

Las legumbres, frijoles y guisantes secos, proporcionan aproximadamente 16 g de proteína por taza, según CDC. Añade frijoles (kidney beans) y garbanzos a tu ensalada o cubre tu arroz integral con frijoles negros (black beans). Otras fuentes de proteína sin carne incluyen la mantequilla de maní, tofu y hamburguesas de soja, dice Highland Hospital.

Productos lácteos

Los productos lácteos proporcionan proteínas y calcio, pero elige las versiones sin grasa para evitar consumir demasiadas calorías. Una taza de leche descremada proporciona 11 g de proteína y una porción de yogur descremado proporciona 8 g, de acuerdo con CDC. Highland Hospital sugiere que prefieras el queso bajo en grasa o de leche parcialmente descremada. Mezcla un cuarto de taza de queso cottage sin grasa con piña triturada para un desayuno o almuerzo fácil, o cubre una pequeña papa al horno con queso cottage en lugar de mantequilla.

Batidos de proteína

Hasta que tu estomago sane, es posible que tengas dificultad para cumplir con tus requerimientos alimenticios diarios. Los batidos hechos con proteína en polvo y líquidos, como el agua, la leche de soja, leche de almendras o yogur proporcionan una manera conveniente para agregar proteínas a tu dieta. Al elegir un polvo de proteínas, busca uno que ofrezca por lo menos 15 g de proteína por porción y no más de 5 g de grasa y 5 g de azúcar, recomienda Highland Hospital. Agrega fruta y esencias, si lo deseas, pero planifica tus comidas para evitar añadir un exceso de calorías.

Más galerías de fotos



Escrito por marcy brinkley | Traducido por barbara obregon