Alimentos ricos en proteína para el embarazo

Las mujeres embarazadas necesitan entre 75 y 100 gramos de proteína al día para promover el desarrollo del feto y el desarrollo de su cerebro. La proteína también contribuye al crecimiento del pecho materno y del tejido uterino, según la American Pregnancy Association. Para cumplir tu requisito de proteína, añade alimentos ricos en proteínas a las comidas y meriendas. Habla de la dieta y de la nutrición con tu obstetra para asegurar que tú y tu bebé están recibiendo todo lo necesario para tener un embarazo saludable.

Ideas de desayuno

Muchos alimentos de desayuno tradicional son naturalmente altos en proteína. Un huevo tiene aproximadamente seis gramos de proteína. Prepara una tortilla con huevos enteros o un sustituto del huevo y añade un montón de verduras en cuadritos para dar más vitaminas y minerales. Podrías hacer un panqueque bajo en carbohidratos y proteínas batido haciendo puré de plátano y un huevo, no es necesaria harina. Otra gran opción, especialmente si estás luchando con las náuseas matinales, es un batido. Mezcla yogur natural bajo en grasa o queso cottage con fruta congelada para un desayuno ligero pero denso en proteína.

Ideas de comida

Hace runa comida rica en proteínas puede ser un poco más difícil ya que las mujeres embarazadas tienen que evitar los embutidos. Para facilitar la preparación de la comida, hornea o hierve varias pechugas de pollo y mantenlas en el refrigerador. Mezcla pollo picado con yogur natural y apio para el relleno de un sándwich fácil y rico en proteínas. Otra opción es cubrir una ensalada fresca con pollo y frijoles verdes. Los garbanzos, riñones y frijoles son buenas fuentes de proteína y de fibra dietética, otro nutriente importante para el embarazo. Bebe un vaso de leche para añadir ocho gramos más de proteína a tu comida y calcio para el desarrollo de los dientes y de los huesos del bebé.

Ideas de cena

Si te gusta la carne y las patatas, será fácil conseguir proteínas en la cena. Debes ser quisquilloso con tu carne. La carne roja, como el bistec, carne asada y hamburguesas, es muy alta en grasa, que no es bueno para ti ni para el bebé. Limítate a dos porciones de tres onzas de carne magra por semana. El resto del tiempo disfruta de mariscos o pollo o pavo quitando la la grasa. Evita el pescado con altos niveles de mercurio, como tiburón, pez espada, caballa y blanquillo, ya que el mercurio puede causar defectos cerebrales en el feto

Ideas de aperitivo

Comer bocados pequeños y saludables durante todo el día es una buena manera de mantener tus niveles de energía y evitar las náuseas matutinas. Debes mantener tu refrigerador abastecido con refrigerios ricos en proteínas como nueces, yogur, queso bajo en grasa y mantequilla de maní para que no te sientas tentaa por los helados y las galletas.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn robbins | Traducido por maria gloria garcia menendez