Alimentos ricos en hierro para bebés

Los bebés nacen con las reservas de hierro que duran entre seis meses y un año después del nacimiento. Cuando se introducen los alimentos sólidos y el consumo del niño de fórmula enriquecida con hierro o disminuciones de la leche materna, debes asegurarte de que tu bebé reciba alimentos ricos en hierro como parte de su dieta para evitar que desarrolle anemia. Consulta con el pediatra si estás preocupado acerca de los niveles de hierro o antes de hacer cambios drásticos en la dieta de tu bebé.

Bebés en peligro

Si tu bebé fue prematuro, inferior a 3.000 gramos al nacer, o está alimentado con fórmula no fortificada podría estar en mayor riesgo de desarrollar una deficiencia de hierro. Si estás preocupado por la ingesta de hierro de tu bebé también debes incluir alimentos con vitamina C en tu dieta, ya que la vitamina C ayuda en la absorción del hierro.

Cereales con hierro


La avena es un primer alimento común.

Recomienda a menudo como el primer alimento sólido para los bebés, los cereales fortificados con hierro diseñados para bebés que vienen en una variedad de tipos, utilizando diferentes cereales. El cereal de arroz es un alimento primero común, puesto que tiende a ser suave y fácil de digerir para los recién nacidos. Los cereales para bebés también vienen en variedades integral, trigo, cebada y avena. Algunos padres deciden usar regularmente cereales integrales, como harina de avena, que contiene de cuatro a seis miligramos de hierro por porción, según el sitio web HealthLink BC. Durante el temprano período introductorio, puedes mezclar el cereal con leche materna o fórmula para acostumbrar poco a poco a tu bebé a la nueva textura y consistencia del alimento sólido.

Hierro en la yema del huevo


Las yemas de huevo son ricas en hierro y pueden ser en puré o coladas y servirlas a tu bebé.

Las yemas de huevo son ricas en hierro y pueden ser en puré o revueltas y servidas a tu bebé. Si tu familia tiene antecedentes de alergias al huevo deberías esperar hasta después de que tu bebé tenga un año de edad para introducir cualquier tipo de producto de huevo, incluyendo las yemas. En general, sin embargo, las yemas de huevo son menos alergénicas que las claras, que contienen albúmina compuesta potencialmente alergénica. Cocina las yemas de huevo completamente para evitar la salmonela.

Fuentes de comida almidonada


Una sola papa grande con piel tiene 3,2 miligramos de hierro.

Algunas verduras con almidón tienen altos niveles de hierro. Estos tipos de alimentos tienden a ser suaves y fácils de masticar, haciéndolos ideales para los alimentos sólidos introductorios. Según el sitio web The Vegetarian Resource Group, una taza de garbanzos tiene 4,7 miligramos de hierro, una taza de quinua tiene 2,8 miligramos de hierro y una sola papa grande con piel tiene 3,2 miligramos de hierro.

Carnes sanas


La carne tiende a ser una buena fuente dietética de hierro y puede introducirse a los bebés a los seis meses o más.

La carne tiende a ser una buena fuente dietética de hierro y puede ser introducida a los bebés de seis meses o más. Los Centers for Disease Control and Prevention recomienda triturar la carne para tu bebé para asegurarse de que está tomando suficiente hierro en su dieta. Las buenas carnes incluyen comenzar con la carne oscura del pollo, carne, hígado de pollo, hígado de res y pavo. Mientras que las vísceras, particularmente del hígado, tienden a no ser popular en Estados Unidos, debes considerar ofrecer órganos de carne cocinadas como una comida para bebés, ya que estas son algunas de las mejores fuentes de hierro disponible. Deberías esperar a la introducción de carne de cerdo, pescados y mariscos hasta que tu bebé tenga un año, ya que estos alimentos pueden ser alergénicos.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por maria gloria garcia menendez