¿Qué alimentos representan un riesgo de asfixia para los niñitos?

A medida que un niño pequeño comienza a comer una mayor variedad de alimentos, se dispara el riesgo de asfixia. La asfixia es una de las causas más frecuentes de lesiones y muerte entre los niños, especialmente los niños menores de los 3 años, y más del 50% de los incidentes asfixia involucra alimentos, según la American Academy of Pediatrics (AAP). Muchos alimentos plantean riesgos de asfixia para niños pequeños; de hecho, estos alimentos representan altos riesgos para todos los niños menores de 4 años de edad.

Riesgos redondos y ovalados

Los alimentos con formas redondas u ovaladas están entre los de alto riesgo de asfixia para niños pequeños. Si un niño ingiere uno de estos sin masticar, intencional o accidentalmente, tal como cuando ríe, este tipo de alimentos es muy peligroso porque puede alojarse en la tráquea pequeña de un niño pequeño. Ejemplos de alimentos de forma redonda y ovalada son zanahorias crudas, las pasas de uva, uvas enteras, cerezas con hoyos, nueces, caramelos duros, cubos de hielo pequeños y aceitunas enteras. Espera hasta que tu hijo tenga 4 años antes de servirle cualquiera de estos alimentos.

Alimentos firmes

Algunos alimentos de cualquier forma son peligrosos para los niños pequeños. Estos alimentos incluyen alimentos en forma de tubo tales como salchichas y embutidos, alimentos duros como queso, manzanas y peras crudas, y trozos de carne y alimentos con huesos que pueden ser tragados como pescado no fileteado correctamente, según el New York State Department of Health. Las salchichas cortadas en discos o piezas en forma de moneda pueden ser especialmente peligrosas para niños pequeños haciendo la textura resbaladiza y de forma redonda.

Duro y crujiente

Evita dar a tu pequeñín alimentos que entren en la categoría de duro o crujiente. Papas fritas, galletas saladas y palomitas de maíz son ligeros y suficientemente secos para albergarse peligrosamente en la tráquea de tu hijo, advierte la National Association of Child Care Resource & Referral Agencies. Los alimentos con una textura crujiente y dura pueden ser difíciles para un niño pequeño de masticar con eficacia, lo que podría conducir a la asfixia.

Dificultad al masticar

Los alimentos masticables también plantean un riesgo peligroso para los niños pequeños. Tu hijo puede intentar masticar frutos secos, caramelo masticable, mantequilla de maní, goma de mascar, carne masticable y panes densos, pero fracasan porque los alimentos requieren más masticación de la que puede generar con dientes limitados y habilidades de masticación inadecuadas. Si un niño ingiere un bocado de comida que no masticó con eficacia, podría producir asfixia.

Prevención de asfixia de la AAP

La AAP instituyó una política de prevención de asfixia en 2010 para ayudar a reducir los incidentes de asfixia. Según la directiva, los alimentos con altos riesgos de asfixia deben llevar una etiqueta de advertencia. Las etiquetas estarán en los productos alimenticios específicos con altos riesgos de asfixia. Los fabricantes de alimentos tendrán que rediseñar los alimentos nuevos y existentes para reducir los riesgos de asfixia. No importa lo que tu hijo esté comiendo, reduce el peligro de asfixia al asegurar que está sentado en silencio y no jugando o riendo estridentemente donde podría accidentalmente tragar antes de masticar o inhalar un bocado de comida en la emoción del juego.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por paulina illanes amenábar