Alimentos para reducir el sabor metálico en la boca

El sabor metálico en la boca puede ser alarmante en un principio, pero es común y puede estar causado por varios factores. Según MayoClinic, un sabor metálico en la boca puede ser causado por ciertas medicaciones como algunos antibióticos, vitaminas prenatales y antidepresivos, como así también por medicaciones usadas para tratar tratar la hipertensión, la artritis reumatoide o las piedras en el riñón. Además, las infecciones orales como la gingivitis o periodontitis, las infecciones dentales, la higiene bucal deficiente, una deficiencia de zinc, o la exposición a tratamientos de quimioterapia pueden llevar a un sabor metálico en la boca temporario. Esta condición puede ser molesta y puede llevar a la falta de apetito, aunque ciertas comidas pueden ayudar a disminuir el gusto metálico en la boca.

Batidos, sorbetes, jugos de frutas

Según la University of Michigan Comprehensive Cancer Center, las frutas frescas y los vegetales, los batidos de frutas, lo sorbetes y los jugos de frutas helados y frescos, son alimentos tolerables para personas con sabor metálico en la boca. Además, sumar jugos de frutas como naranjas, lima o limón, o mermeladas de naranja a las ensañadas, salsas, salsa de carne, vegetales, aderezos para ensaladas a base de aceite, o sopas como la sopa a base de caldo o gazpacho puede resaltar el sabor de dichos platos y ocultar el sabor metálico en la boca con un sabor agrio.

Huevos, pescado, mantequilla de maní, frijoles, lácteos

Las personas con sabor metálico en la boca generalmente hallan la carne o las aves intolerables, de modo que consumen alternativas a la carne para obtener las proteínas adecuadas. Estas alternativas a la carne y a las aves, según Chemocare.com, incluyen huevos, pescado, mantequilla de maní, frijoles (beans) y productos lácteos. La carne y las aves pueden ser tolerables para las personas que tiene gusto metálico en la boca si tales carnes son servidas frías o a temperatura ambiente, o si las carnes han sido marinadas a base de jugos de frutas. Los lácteos pueden ser tolerables para las personas con sabor metálico en la boca incluido el helado, el yogur helado y otros productos lácteos refrigerados.

Caramelos duros y enjuagues bucales

Según la University of Michigan Comprehensive Cancer Center, chupar caramelos duros de menta, gotas de limón o mentas o masticar un chicle puede ayudar a reducir el sabor metálico en la boca. Enjuagarse la boca con jugo de fruta, vino, té, refresco de jengibre, soda o agua con sal antes de comer puede ayudar a reducir el sabor.

Más galerías de fotos



Escrito por staci gulbin, ms, med, rd, ldn | Traducido por nuria banus