Alimentos para reducir la grasa de las caderas y muslos

Si estás llevando exceso de grasa en las caderas y los muslos, tienes razón para pensar que un cambio de la dieta puede tener un impacto enorme a la hora de adelgazar esas zonas problemáticas. Contrariamente a la creencia popular, no hay alimentos "mágicos" que pueden derretir la grasa corporal, pero si eliges los alimentos adecuados, puedes reducir tu consumo de calorías, bajar de peso y seguir disfrutando de comidas satisfactorias y sabrosas.

Alimentos que queman grasas

Si tienes la esperanza de reducir la grasa en las caderas y los muslos, puede que te preguntes si los alimentos que queman grasa pueden ayudar. Aunque se ha escrito mucho acerca de estos alimentos, en realidad hay muy poca evidencia de que ayuden a perder peso. Se cree que ciertos alimentos, como el té verde, el chile, la soja, el pomelo, el ajo y el jengibre, aumentan el metabolismo muy ligeramente. Sin embargo, el efecto es tan pequeño que es poco probable ver los resultados en la pérdida del peso, simplemente mediante la inclusión de estos alimentos en tu dieta.

Estrategias para perder peso

Desafortunadamente, no hay alimentos que puedan dirigirse sólo a la grasa en las caderas y los muslos, o cualquier otro lugar en el cuerpo. Si deseas reducir la grasa en áreas específicas, necesitas comer con la pérdida de peso en la mente, eso significa reducir tu consumo de calorías entre 250 a 500 cada día. Técnicamente, se puede comer cualquier alimento que desees, siempre y cuando te quedes dentro del límite de calorías y consumas menos calorías que las que tu cuerpo quema. Pero si no eliges tus fuentes de calorías sabiamente, es muy probable que acabes con hambre y la tentación de pasarte de la cantidad de calorías.

Alimentos para comer

Para perder grasa corporal, elige una variedad de alimentos que proporcionan un montón de relleno de nutrientes como proteínas y fibra sin demasiadas calorías, los cuales te ayudarán a limitar la ingesta total de calorías sin dejar de satisfacer tu hambre. Come bastantes granos integrales, como el arroz integral, avena, pan integral, pasta de trigo integral y palomitas de maíz, las legumbres como los guisantes, las habas y las lentejas, las proteínas magras como el pollo sin piel, frijoles, huevos, grasa o lácteos bajos en grasa, pescado, tofu y delgados cortes de carne de res y cerdo, frutas y verduras, en particular las variedades ricas en fibra como las manzanas, papas, fresas y brócoli, y pequeñas cantidades de fuentes de grasas insaturadas, como las nueces, semillas, aguacates, salmón y aceite de oliva.

Calorías y pérdida de peso

Planifica tu dieta para que contenga suficientes calorías para sostenerte durante todo el día, manteniendo un déficit de calorías, un estado en el que consumas menos de las que quemas cada día. Si estás ejecutando un déficit de calorías, tu cuerpo va a explotar tus reservas de grasa, como la grasa en la parte inferior del cuerpo, como fuente de energía. Por cada libra que quieras perder cada semana, tendrás que reducir tu ingesta de calorías a 500 calorías menos de las que quemas cada día. Un profesional de la salud puede ayudarte a determinar una ingesta diaria de calorías segura que permita la pérdida de grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por kristen fisher | Traducido por mariana van der groef