Alimentos recomendados para pacientes que reciben diálisis renal

Cuando los riñones ya no pueden filtrar los desechos del cuerpo, el doctor puede recomendar que te sometas a sesiones de diálisis. Con este tratamiento, la dieta del paciente es importante para ayudar a controlar los niveles de ciertos nutrientes en la sangre. La cantidad de sodio, potasio, fósforo, proteína y fluidos en los alimentos que consumes se debe controlar con una dieta apropiada para los riñones. Si consultas con un nutricionista especializado en estas dietas podrás desarrollar un plan alimenticio saludable mientras recibes diálisis.

Alimentos con poca cantidad de sodio

El sodio se incorpora a muchos de los alimentos que consumes como agente conservante. Mientras recibes diálisis, se recomienda que no consumas más de 2000 mg de sodio por día. Cocina los alimentos en tu casa con hierbas y especias frescas para limitar la cantidad de sodio que agregas. Lee los envases de los alimentos y evita los productos envasados o enlatados que contengan gran cantidad de sodio. Elige carnes, frutas y verduras frescas que no estén en conserva con salsas saladas o caldos. Además, cuando compres refrigerios, elige versiones de patatas fritas, pretzels y galletas con niveles bajos de sodio o sin sal.

Controla la ingesta de alimentos con potasio

Los granos, los panes, los cereales, las frutas y las verduras contienen grandes cantidades de potasio. También debes tener cuidado con los sustitutos de la sal, porque contienen cloruro de potasio como ingrediente. Las versiones con niveles bajos de potasio incluyen el pan blanco, el arroz y la pasta, la leche de arroz común, el puré de manzana, los duraznos enlatados, el brócoli fresco, las zanahorias y los pepinos. Los tomates, las patatas, las bananas, los alimentos integrales y el jugo de naranja son alimentos con gran cantidad de potasio, y se deben evitar o consumir con moderación durante el tratamiento con diálisis.

Limita el consumo de alimentos con gran cantidad de fósforo

Si sufres de una enfermedad renal, debes tener cuidado de no consumir alimentos con gran cantidad de fósforo en exceso; algunos ejemplos de estos alimentos incluyen la leche y los productos lácteos, la carne, los granos integrales y las sodas. La carne es una fuente excelente de proteínas que puedes consumir durante el tratamiento con diálisis, de modo que debes consumir con moderación el resto de los alimentos con fósforo. Limita el consumo de productos lácteos a una porción por día. La leche de arroz común o la crema sin lactosa sirven como alternativas a la leche. Para alcanzar tus metas proteícas, consume la porción adecuada de carne en las comidas. La cantidad promedio de proteína que necesitas si recibes diálisis es de entre 6 y 9 onzas por día, o 2 a 3 onzas de proteína durante el desayuno, el almuerzo y la cena. Elige almidones blancos en lugar de granos integrales; reemplaza las sodas cola por sodas de lima y limón para reducir la ingesta de fósforo.

Consume fuentes de proteína adecuadas

Consumir carne y otras fuentes de proteína es importante para la dieta apropiada para el riñón. Puedes incorporar carne de res, huevos, pescado, cerdo y aves de corral a tu dieta. Elige carnes magras sin salsas o jugos con mucha sal. Limita el consumo de queso, carnes con bajo sodio durante el desayuno o el almuerzo, mantequilla de frutos secos y frijoles negros o rojos cocidos para ayudarte a alcanzar tus metas proteicas. Consulta con un nutricionista especialista en dietas para el riñón para poder determinar qué cantidad de proteínas debes incluir en la dieta.

Bebe la cantidad suficiente de líquidos

Es probable que tengas que beber una cantidad específica de líquidos por día según las recomendaciones del médico y la cantidad de orina que producen tus riñones. Esta cantidad recomendada te mantendrá hidratado, pero no hará que retengas líquidos entre cada sesión de diálisis. Algunas elecciones de jugo ideales incluyen arándanos (cranberry), uva y manzana. El café, el té, los caldos bajos en sodio, el agua y los refrescos también pueden mantenerte hidratado.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey phillips | Traducido por vanesa sedeño