Los alimentos no recomendados para los niños de un año de edad

Tu hijo de 1 año de edad, está empezando a desarrollar preferencias alimentarias y puedes tener ideas claras sobre lo que debe y no debe comer. Aunque debes animar a tu pequeño a comer lo mismo que el resto de la familia, hay ciertas opciones que nunca le debes ofrecer. Conocer cuáles son los alimentos que debes evitar te ayudará a nutrirlo y a enseñarle a disfrutar de una variedad de alimentos nutritivos y seguros.

Uvas enteras

Si bien las uvas son nutritivas, representan un peligro de asfixia grave para tu pequeño de 1 año de edad. Probablemente no tiene todos sus dientes, sin embargo, por lo que no podrá masticar los alimentos adecuadamente y también aumentará el riesgo de que grandes pedazos de comida puedan hacer que se asfixie. Corta las uvas en cuartos hasta que tu hijo sea mayor. Otros alimentos que pueden causar asfixia incluyen las rebanadas de salchichas, palomitas de maíz, pasas, frutas y verduras crudas y grandes trozos de carne, de acuerdo con la American Dietetic Association (Sociedad Dietética Estadounidense). Corta los alimentos en trozos pequeños para reducir el riesgo de asfixia.

Dulces

A medida que tu niño crece, necesita que le sirvas una variedad de alimentos ricos en nutrientes como frutas, verduras y granos enteros. Si su dieta incluye una gran cantidad de dulces, dejas menos espacio para estos alimentos nutritivos. Los alimentos dulces son altos en azúcar, pero también pueden contener una cantidad excesiva de calorías y grasa para tu cada vez más grande pequeño de 1 año de edad. También pueden provocar caries. Un dulce de vez en cuando puede ser parte de una dieta saludable en general, siempre y cuando el niño sólo coma una pequeña porción. Algunos dulces también pueden suponer un peligro de asfixia, como las gomitas, caramelos y mentas para el aliento, por lo que tu hijo nunca debe comerlos.

Leche baja en grasa

Una vez que el bebé llega a la edad de 1, es probable que comiences a ofrecerle leche entera tres o cuatro veces al día. Es un alimento nutritivo que apoya el desarrollo saludable del cerebro de tu niño. La grasa y el colesterol también son importantes para su crecimiento y desarrollo. A menos que tu médico te indique lo contrario, evita servirle leche descremada o semidescremada a tu hijo, ya que no contienen la grasa necesaria para su crecimiento adecuado. Dale leche entera hasta que cumpla 2, recomienda el sitio web Kids Health de la Fundación Nemours.

Frutos secos y mantequillas de frutos secos

Muchos pediatras están en contra de los frutos secos, incluyendo la mantequilla de maní, debido al alto riesgo de alergias. Esto es particularmente cierto si hay antecedentes de alergias en tu familia. Las nueces enteras también representan un riesgo de asfixia, ya que son de un tamaño adecuado para quedar atoradas en la tráquea de tu bebé. Si le ofreces nueces a tu hijo, pártelas en pequeños pedazos primero. La American Dietetic Association (Asociación Dietética Estadounidense) recomienda evitar la mantequilla de maní, ya que es lo suficientemente pegajosa para quedar atascada en la parte posterior de la boca del niño, lo que puede causar asfixia.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por barbara obregon