Alimentos que puedes comer con diabetes gestacional

La diabetes gestacional afecta a las mujeres embarazadas cuyos niveles de azúcar en la sangre son elevados durante el embarazo. Las mujeres que no tienen diabetes fuera del embarazo pueden tener diabetes gestacional. A las futuras madres normalmente se les hace una prueba como una parte rutinaria de la atención médica. La enfermedad se cree que puede ser causada por las hormonas de la placenta que bloquean la acción de la insulina de la madre, según señala la American Diabetes Association (ADA). El objetivo del tratamiento es mantener los niveles de glucemia normales. La planificación de comida especial, además del control de la glucosa y las inyecciones de insulina en la sangre, son todos los aspectos del tratamiento.

Desayuno

Al planificar las comidas, la ADA recomienda que las mujeres con diabetes gestacional limiten la grasa a un 30% o menos de las calorías diarias. Un desayuno saludable para las mujeres con diabetes gestacional puede comenzar con tostadas integrales con mermelada sin azúcar, una cucharadita de mantequilla o margarina, un huevo y una porción de fruta fresca.

Almuerzo

El almuerzo puede incluir una ensalada verde frondosa con una variedad de verduras, rematada con un acompañamiento de vinagre y aceite o una variedad ligera con bajo nivel de azúcar. Las carnes magras como el pavo o el pollo son también acompañantes geniales para la ensalada y pueden proporcionar una importante fuente de proteínas. Las sopas también pueden ser una gran comida y pueden incorporar una gran cantidad de verduras. Los alimentos envasados deben limitarse, ya que a menudo son más altos en calorías, carbohidratos, azúcar y grasa.

Cena

La cena puede incluir una abundante cazuela de arroz integral o pastas, verduras y carnes magras. Una pechuga de pollo con aceite de oliva o una ración de pescado son otras opciones, aunque algunos peces deberían estar limitados en el embarazo, debido a su contenido de mercurio, según señala la American Pregnancy Association. Los pescados que se deben evitar incluyen el tiburón, la caballa, el pez espada y el lofolátilo. Otros deben ser limitados pero no excluidos, debido a sus beneficios para la salud. El pescado blanco, el salmón, la merluza y el lenguado es opciones bajas de mercurio que pueden comerse dos veces por semana. Los acompañamientos pueden incluir verduras crudas o al vapor y un rollo de cereal integral u otra selección de carbohidratos saludables. Limita las patatas, debido a su contenido de hidratos de carbono. El objetivo es consumir al menos 400 calorías por comida con aperitivos saludables como las pasas de uva, leche baja en grasa y una porción de zumo en medio para mantener estables los niveles de glucosa. Sin embargo, existen variaciones leves según tu altura, peso y estilo de vida. Un dietista registrado o educador en el tema de la diabetes puede ofrecer instrucciones más específicas.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por rica lewis | Traducido por maria gloria garcia menendez