Alimentos que no puedes comer luego de un bypass gástrico

En una cirugía de bypass (baipás) gástrico para bajar de peso, se separa la mayor parte del estómago del resto del aparato digestivo, dejando una pequeña bolsa aproximadamente del tamaño de una nuez. El intestino delgado es cortado y cosido a esta bolsa para completar el nuevo tracto digestivo. Los pacientes deben seguir una dieta muy estricta durante aproximadamente las primeras ocho semanas después de la operación. Incluso al volver a realizar una dieta normal, algunos alimentos pueden seguir siendo intolerables y otros deben ser evitados o limitados.

Sólidos

Los sólidos quedarán por fuera del menú durante las primeras semanas luego de la cirugía. Después de la operación, la dieta comienza con líquidos por aproximadamente dos días y sigue con alimentos hechos puré. Se sigue con alimentos blandos para pasar a los sólidos luego de aproximadamente ocho semanas. Esto puede variar mucho según la persona. Los pacientes deberían asegurarse de que pueden tolerar completamente una textura antes de pasar a la siguiente.

Alimentos pegajosos

"National Institutes of Health" recomienda evitar las comidas que tengan una textura pegajosa luego de una cirugía de bypass gástrico, como el arroz blanco y los panes, las pastas pasadas de cocción, las tiras de queso y la mantequilla de maní. Estos alimentos pueden causarle a algunos pacientes dolor o molestias. El pan blanco puede tolerarse mejor si se lo tuesta. Si se la traga, la goma de mascar puede bloquear la abertura de la pequeña bolsa. Los síntomas de un bloqueo incluyen náuseas, vómitos y dolor.

Alcohol

Un estudio realizado por el doctor John Morton, de la Universidad de Stanford, reveló que el bypass gástrico reduce significativamente la tolerancia al alcohol, haciendo que los pacientes se intoxiquen más rápidamente y permanezcan en ese estado por más tiempo que las personas a las que no se les realizó esta cirugía. A los pacientes considerados en el estudio a los que se les había realizado un bypass gástrico procesar el alcohol les tomó un promedio de 40 minutos más que a las personas que no habían pasado por la cirugía. El doctor Morton sugiere que si bien los pacientes pueden disfrutar de una copa de vino en sus casas luego de la operación, incluso esa pequeña cantidad puede afectar su capacidad de conducir.

Alimentos altos en azúcar o grasas

Uno de los riesgos de realizar una mala dieta luego de la operación es el síndrome de evacuación, que ocurre cuando la comida deja la bolsa del estómago demasiado rápido y es vertida en el intestino grueso. Esto puede causar debilidad, mareos, calambres, náuseas y vómitos. "Ohio State University Medical Center" le advierte a los pacientes con un bypass gástrico que eviten comer alimentos altos en grasas o azúcares, manteniendo un consumo de 10 gramos de azúcar o alcoholes de azúcar por comida para prevenir el síndrome de evacuación.

Consideraciones

Cada paciente es diferente, y algunos de los alimentos mencionados anteriormente tal vez no sean un problema para todos. Algunos pacientes también pueden sentir molestias al ingerir comidas picantes o crujientes, como palomitas de maíz o nueces. Otros tal vez puedan tolerar todas las comidas con poca o ninguna dificultad. La clave es comer despacio, masticar bien y evitar comer mucho. Mantener un diario de las comidas que causan problemas y de aquellas que no lo hacen también puede ayudar a optimizar la nutrición y maximizar los beneficios de esta cirugía para perder peso.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole etolen | Traducido por azul benito