Alimentos que puedes comer cuando sufres de gastroparesia

La gastroparesia es una condición en la cual la comida tarda en vaciarse hacia el intestino delgado. De acuerdo con un artículo de 2008 en The Medscape Journal of Medicine, el 4% de los estadounidenses experimenta síntomas de gastroparesia, que incluyen náuseas, vómitos, dolor y distensión abdominal, pérdida de peso, reflujo ácido y saciedad precoz. A menudo, la causa de la gastroparesia es la falta de control de azúcar en la sangre cuando se sufre de diabetes, aunque las cirugías intestinales, la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple y otras causas desconocidas contribuyen al desarrollo de esta condición. Su tratamiento requiere de medicamentos para estimular el vaciamiento del estómago y una dieta que ayude a controlar los síntomas.

Patrones alimenticios

Cuando el estómago se vacía lentamente, la cantidad de alimentos que ingieres durante una comida puede desencadenar síntomas de gastroparesia si no tienes cuidado. Come una dieta balanceada, repartida en seis comidas pequeñas durante el día. Sentarte durante las comidas y caminar entre las mismas también ayudará a tu digestión y aumentará tu apetito para la comida siguiente. Si lo que buscas es perder o mantener tu peso, asegúrate de que estás comiendo lo suficiente o considera añadir pequeñas comidas adicionales durante el día.

Alimentos bajos en grasa

La cantidad de grasa en tus comidas puede retrasar aún más el vaciamiento del estómago. Se recomiendan las comidas bajas en grasas para una mejor tolerancia. La carne es una buena fuente de proteínas, pero puede tener altos niveles de grasa. Elige cortes magros y elimina la grasa visible cuando prepares la carne. Las aves de corral, la carne de res molida magra, el pescado y los huevos son buenas opciones de dieta. La leche, el yogur y el queso son ricos en proteínas, calcio y vitamina D, pero también pueden ser altos en grasa. Elige versiones bajas en grasa para facilitar su digestión. La mantequilla añadida, la margarina, la crema agria, los aceites y los aderezos para ensaladas pueden añadir una gran cantidad de grasa a tu dieta. Utiliza este grupo con moderación; como alternativa, puedes sazonar tus alimentos con hierbas naturales y especias.

Fibra dietética

Si bien es importante para la salud del intestino, una dieta alta en fibra puede exacerbar los síntomas de la gastroparesia. Los alimentos bajos en fibra son mejor tolerados. Quédate con el pan blanco, el arroz y la pasta. Lee las etiquetas de los cereales y elige las versiones bajas en fibra. Puedes incluir frutas y verduras en tu dieta, pero elige solamente opciones bajas en fibra, tales como puré de manzana, duraznos enlatados, mandarinas, patatas peladas, calabacín, lechuga y apio. Una vez que tus síntomas de gastroparesia mejoren, podrás incorporar más alimentos ricos en fibra en tu dieta con precaución. Comienza con cantidades muy pequeñas para determinar si eres capaz de tolerar cualquiera de estos alimentos.

Carbohidratos y azúcares concentrados

Si la diabetes es la causa de tu gastroparesia, es importante controlar tu nivel de azúcar en la sangre y ser consciente de los carbohidratos en tu dieta. Las fuentes de carbohidratos incluyen panes, cereales, frutas frescas y sus jugos, lácteos, verduras, dulces y postres y algunas bebidas. Sé consistente con la cantidad de carbohidratos que estás ingiriendo y el momento de las comidas. Leer las etiquetas es útil para identificar el tamaño de la porción y la cantidad de carbohidratos en tus comidas. Evita ingerir muchos dulces y postres con azúcar y grasas añadidas, como pasteles, galletas y brownies. Como alternativa, puedes comer pasteles o pudines bajos en grasa, lo cual puede ayudar a controlar tu ingesta de azúcar y grasas.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey phillips | Traducido por gerardo núñez noriega