Alimentos para niños que tienen reflujo ácido

El reflujo ácido está caracterizado por la frecuencia de regurgitaciones y vómitos y muchos bebes lo sufren durante el primer año de vida. La mayoría de ellos superarán este problema al cumplir un año, pero si tu hijo sigue teniendo síntomas puede tener reflujo ácido, también conocido como enfermedad por reflujo gastroesofágico o ERGE. El reflujo ácido en niños también puede presentar regurgitación repetida, acidez estomacal, náuseas, tos y problemas respiratorios. El tratamiento suele involucrar tener una dieta sana y evitar alimentos que puedan exacerbar los síntomas.

Panes y cereales


Bandeja de pretzels.

Para evitar los síntomas de reflujo ácido en tu niño, dale comidas frecuentes en porciones pequeñas, aconseja National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Disorders. También es útil que tu niño permanezca en posición erguida durante al menos 30 minutos después de comer. Tu hijo debe poder tolerar la mayoría de los panes y cereales siempre y cuando tengan bajo contenido graso. La grasa de los alimentos disminuye la presión del esfínter esofágico, llevando a tener reflujo ácido. La grasa también tarda más en digerirse, incrementando el riesgo de reflujo. El pan y los cereales adecuados para niños que tienen este problema son productos panificados, pasta, arroz, cereales calientes y fríos, galletas con poca grasa como las de soda, los pretzels y las palomitas de maíz cocidas con aire.

Frutas y vegetales


Bol de uvas.

Los niños que tienen reflujo ácido deben evitar las frutas y vegetales ácidos, como los cítricos, tomates y alimentos hechos con tomate. Los que sí son tolerados son las manzanas, las bananas, las uvas, los melones, las peras, las ciruelas, las verduras de hoja, los frijoles verdes, el brócoli, la coliflor, ls papas y el zucchini. Prepara los vegetales sin salsa para limitar la ingesta de grasa.

Productos lácteos


Niña bebiendo un vaso de leche.

Todos los niños de menos de dos años deberían beber leche entera y comer productos lácteos enteros, según señala MedlinePlus.com. Consulta con tu médico si tu hijo no los tolera. Los niños de más de dos años que tienen reflujo ácido deberían beber leche descremada y comer yogur y queso descremados.

Carnes magras


Pequeño sándwich de pavo.

Los niños que sufren reflujo ácido deberían consumir carnes magras, incluyendo carne de ave sin piel, pescado, chuletas de cerdo, solomillo, carne picada magra y fiambres magros. No frías tus carnes, dice el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Disorders; en lugar de eso, ásalas, hiérvelas u hornéalas.

Dulces, postres y bebidas


Galletas de vainilla.

Los niños con reflujo ácido no deberían comer chocolate. Este contiene metilxantina, que disminuye la presión del esfínter esofágico, incrementando el reflujo. En cambio, ofrece dulces con pocas grasas, como gelatina, pudín bajo en grasas, obleas de vainilla, galletas de jengibre y paletas. Los niños pueden beber jugo de frutas no ácidas, como jugo de manzana, agua y bebidas carbonatadas descafeinadas.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por mariana palma