Alimentos para un niño pequeño con vómitos

Alimentar a un niño pequeño que tiene vómitos puede resultar difícil, pero es necesario para ayudarlo a recuperarse. Incluso aunque el niño vomite la mayor parte de los líquidos y los alimentos que le des, puede aprovechar algo de sus nutrientes. Según el libro "What to Expect: The Toddler Years" (Qué esperar: los bebés que empiezan a caminar), mantener nutrido al niño mientras está enfermo asegura que no sufra una deshidratación grave.

Vómitos

Los vómitos pueden ser un síntoma de varias enfermedades diferentes. Si el niño sólo vomita una o dos veces, el desencadenante pueden ser mareos por movimiento o un llanto excesivo. Sin embargo, si vomita repetidamente, la causa podría ser una infección estomacal viral o bacteriana, una alergia alimentaria, una intoxicación alimentaria u otro tipo de infección, como una infección urinaria, neumonía u otitis. Si sospechas que la causa es algo que es mejor tratar en casa, como una simple gastroenteritis, debes asegurarte de mantener hidratado y nutrido al niño.

Pasos

Cuando un niño tiene vómitos, debes introducir los alimentos sólidos y las bebidas gradualmente. El sitio web Ask Dr. Sears dice que durante la primera etapa de la enfermedad, cuando el niño vomita hasta cada cinco a 30 minutos, no debes intentar darle nada más que pequeños sorbos de agua a temperatura ambiente, ya que devolvería cualquier otro líquido o sólido que le dieras. A medida que los vómitos ceden a uno cada hora aproximadamente, puedes agregar algo de líquidos. Cuando ya haya dejado de vomitar casi completamente, comienza a darle alimentos sólidos simples y fáciles de digerir.

Líquidos

Al darle líquidos al niño que vomita, Ask Dr. Sears recomienda que te ciñas a bebidas simples. Comienza con agua, luego sigue con una solución oral con electrolitos, bebidas deportivas y jugo de uva blanca. Los niños que todavía toman leche materna, pueden ser amamantados. El sitio web dice que se deben evitar las gaseosas y los jugos porque en general contienen mucho azúcar, lo que podría aumentar la deshidratación.

Sólidos

Una vez que el niño está bien como para comenzar a consumir sólidos, comienza con un caldo de pollo o verduras. Luego, comienza a probar alimentos neutros como tostadas sin manteca, galletas de agua, arroz, cereales secos, yogur, frutas y puré de manzanas. Evita los alimentos fritos o grasosos, ya que podrían irritar el estómago del niño.

Consideraciones

En algunos casos, alimentar al niño cuando tiene vómitos podría empeorar las cosas. Si sospechas que ha consumido algo que no debería, como un medicamento o un producto de limpieza tóxico, ve a la sala de emergencias inmediatamente. Del mismo modo, si sospechas de alguna enfermedad que podría ser más grave que una simple gastroenteritis, llama al médico o ve al hospital. Si no puedes mantener los vómitos bajo control en el transcurso de algunas horas y el niño muestra signos de deshidratación, como ojos hundidos, apatía y taquicardia, es probable que necesite hidratación endovenosa en el hospital.

Más galerías de fotos



Escrito por katie leigh | Traducido por paula santa cruz