Alimentos para mejorar la digestión

Ya sea que quieras evitar el estreñimiento, aliviar el dolor de estómago o corregir otros problemas relacionados con la digestión, lo puedes lograr al consumir ciertos tipos de alimentos. Para facilitar la digestión, elige alimentos que pueden ayudar a suavizar la masa. Si tienes problemas para digerir la leche, elige alimentos que pueden descomponer los carbohidratos "lechosos". Escoger los alimentos adecuados te ayudará a mejorar la digestión, pero también debes recordar comer lentamente, ya que la velocidad puede interferir con el proceso de digestión.

Agua

El agua, la bebida sin calorías, no sólo ayuda a tu cuerpo a subsistir, sino que actúa como un asistente de tu sistema digestivo al desglosar los alimentos en componentes más pequeños. El Dr. Michael Picco confirma que tomar agua potable después de una comida ayuda a mejorar la digestión, al mantener el funcionamiento normal de tu sistema digestivo. De acuerdo con el National Digestive Diseases Information Clearinghouse, o NDDIC, el jugo de frutas y de verduras y la sopa clara pueden ayudar a prevenir el estreñimiento al reducir la deshidratación, uno de los aspectos que provocan esta condición (ver Referencias). Las bebidas que contienen alcohol o cafeína pueden deshidratar y causar estreñimiento, por lo tanto debes tratar de evitarlas, según explica el NDDIC (ver Referencias).

Alimentos altos en fibra

La fibra dietética, un hidrato de carbono producido sólo en las plantas, ayuda a mover los alimentos a través del tracto digestivo. Aunque tu cuerpo no puede digerir la fibra, necesita este hidrato de carbono para construir masa. La fibra también previene el estreñimiento y la diverticulosis, una condición en la que un área en el intestino se asoma hacia fuera, formando una lonja, explica MedlinePlus. El Linus Pauling Institute de la Oregon State University explica que los alimentos altos en fibra pueden suavizar y aumentar la velocidad de la masa a través del colon, lo que reduce el estreñimiento. Excelentes fuentes de fibra son frijoles blancos, guisantes, lentejas, cereal 100% de salvado, cebada perlada, salvado de avena, corazones de alcachofa, espinacas, coles de Bruselas, ciruelas, pera asiática, guayaba, almendras, pistachos y nueces.

Yogur

El yogur contiene bacterias vivas, o cultivos, que pueden ayudar a desglosar la lactosa, un carbohidrato especial que se encuentra en los productos lácteos, que muchas personas de origen asiático no pueden digerir. Según la Dra. Sylvie Rabot y colegas en "The Journal of Nutrition," las investigaciones han indicado que el consumo de yogur produce menos síntomas de intolerancia a la lactosa que la leche. Los investigadores concluyeron que la fermentación de productos lácteos en el yogur junto con su cultivo vivo, específicamente L. bulgaricus, han contribuido a la reducción de los síntomas de intolerancia a la lactosa. Aunque el cultivo vivo en yogures puede digerir aproximadamente 20 a 40% de lactosa, los investigadores advierten que no todas las personas experimentan una disminución en los síntomas de la intolerancia a la lactosa.

Más galerías de fotos



Escrito por angalar chi | Traducido por eduardo sanchez