Alimentos que mejoran la audición

Tu alimentación influye de varias maneras en tu cuerpo. Gracias al aumento de investigaciones el conocimiento científico, el uso de los alimentos en los tratamientos y en la prevención de problemas de salud es cada vez más común. Ya sea que desees reducir el riesgo de desarrollar pérdida de la audición o prevenir su progreso, existen diferentes alimentos y suplementos que pueden ayudarte a lograr estos objetivos.

Potasio


Chabacanos sobre mesa de madera.

De acuerdo con el Dr. Jonathan Wright, los niveles bajos de potasio pueden estar relacionados con la deficiencia auditiva y la pérdida de la audición. El Dr. Wright sugiere completar la alimentación e incrementar la ingesta de alimentos ricos en potasio, en caso de que tengas problemas a causa de una baja ingesta de potasio o por mal funcionamiento de los canales de potasio tu oído interno. También sugiere consumir jugos o batidos de fruta, como chabacano, plátano, melón y naranja que poseen este mineral en grandes cantidades, para aumentar la ingesta de potasio. Otros alimentos ricos en potasio son la papa, la espinaca, la judía de lima, la leche y las pasas.

Ácido fólico


Higado encebollado con ensalada.

El ácido fólico es vital para que el cuerpo produzca ADN, ARN y células nuevas en todo el cuerpo. Jane Durga, líder de un estudio llevado a cabo en 2007 en Wageningen University in Wageningen, Holanda, estudió los efectos del consumo de ácido fólico en relación con la pérdida de audición por la edad. A pesar de que esta es una condición común vista como un efecto secundario inevitable del envejecimiento, los investigadores descubrieron que las persona que toman suplementos de ácido fólico están menos propensos a desarrollar pérdida auditiva a medida que envejecen. El ácido fólico, por lo general presente en cereales fortificados, también se encuentra en el hígado, espinacas, espárragos y brócoli.

Vitaminas C y E


Varias frutas cítricas.

Josef Shargorodsky y sus colegas llevaron a cabo un estudio a largo plazo en Boston, Massachusetts' Brigham and Women’s Hospital, en el cual probaron la habilidad del ácido fólico para prevenir la pérdida de audición relacionada con el envejecimiento. A pesar de que estos investigadores no encontraron que las vitaminas C y E fueran de gran importancia en su estudio de 2010, si reconocieron que utilizaron sólo pequeñas cantidades de estas vitaminas en su estudio. Sin embargo, al revisar estudios pasados, los investigadores sugieren que las propiedades antioxidantes de las vitaminas C y E pueden ayudar a prevenir el daño de las células asociadas con la audición. En base a sus descubrimientos actuales y de estudios pasados, sugieren que esta vitaminas en cantidades grandes pueden ayudar a prevenir la pérdida de audición. Para obtener los niveles necesarios se deben combinar alimentos ricos en vitamina C, como frutas cítricas, y alimentos con alto contenido de vitamina E, como almendras, aceite de girasol y crema de cacahuate.

Alimentos bajos en sodio y carbohidratos


Doctor discutiendo con su paciente.

Bamini Gopinath de Westmead, Australia's Millennium Institute y sus colegas, en su estudio de 2010, exploraron los efectos de la alimentación alta en azúcares y carbohidratos en relación con la audición. Mientras que estos investigadores no sugieren que se reduzcan los azúcares y carbohidratos de la alimentación, si descubrieron que las personas que consumen estos compuestos en grandes cantidades tienen más posibilidades de desarrollar deficiencia auditiva. El Dr. Wright llegó a resultados similares en cuanto al sodio, sugiere que una reducción de sodio puede ayudar a mejorar la audición. Sin embargo, como todos estos investigadores informan, también se corren riesgos al disminuir de manera excesiva el consumo de estos importantes compuestos. El Dr. Wright sugiere que la mejor manera para asegurarte de no sentirte mal es diseñar un plan de alimentación bajo en sodio y carbohidratos con ayuda de tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por matthew lee | Traducido por yarzeth ayala