Alimentos que es mejor evitar con un piercing en la lengua

Tener un piercing nuevo en la lengua puede hacer que comer sea todo un desafío. Durante aquellas semanas iniciales, comer ciertos alimentos puede intensificar tu nivel de disconformidad y aumentar el riesgo de sufrir una infección. Sin embargo, una vez que la hinchazón se haya ido y que el proceso de sanación esté completo, deberías ser capaz de comer cualquier alimento que quieras; pero hasta ese momento, no te apresures. Sigue estrictamente los consejos de cuidado del profesional que te haya perforado la lengua y elige lo que vayas a comer con mucho cuidado.

Comidas calientes y picantes

Durante la primera semana luego de tu piercing, la Association of Professional Piercers advierte que es mejor evitar comidas y bebidas que estén calientes o sean picantes ya que pueden irritar tu lengua, causando dolor y molestia. Además, como el piercing en tu boca es conductora de temperaturas calientes y frías, puedes quemarte la lengua si la comida que estás comiendo está demasiado caliente.

Alimentos pegajosos

Evita por sobre todas las cosas aquellos alimentos que sean pegajosos, como avena o papas pisadas, durante el proceso de sanación. Debes evitarlos porque se pueden aferrar a la barra y son difíciles de limpiar de tu boca, y cuando las partículas permanecen, corres el gran riesgo de desarrollar una infección debido a las bacterias que se asientan allí. Si tomas la decisión de comer este tipo de alimentos, entonces ten particular cuidado para limpiar tu boca con un buche antimicróbico.

Alimentos duros

Evita todo tipo de alimentos duros y crocantes como tostadas, galletas o palomitas de maíz ya que pueden realmente causar molestia en tu lengua sensible. Este tipo de comidas también requiere que se la mastique mucho, lo cual aumenta el riesgo de morderte la lengua o de fracturar una diente con la barra. Además, las partículas de comida pueden quedar atrapadas en tu piercing lo cual puede ser muy desagradable.

Alimentos ácidos

Los alimentos y las bebidas ácidas deben también evitarse hasta que tu piercing cicatrice, ya que pueden irritarte la lengua. Mantente alejado de las frutas ácidas, como limones, naranjas, uvas, piñas y tomates, así como también de los jugos de estas frutas. También debes evitar bebidas alcohólicas y buches bucales a base de alcohol ya que todos tienen propiedades ácidas.

Lácteos

Los productos lácteos, como el yogur o la leche, deben evitarse los primeros días después de que te hiciste el piercing ya que animan al crecimiento de bacterias de levadura, lo cual aumenta el riesgo de padecer una dolorosa infección.

Más consejos de alimentación

Come lento y mastica con cuidado después de haberte hecho el piercing, ten cuidado y coloca cualquier pedazo de comida directamente en tus molares. Por unos pocos días después del procedimiento, ya estarás más cómodo para comer sopa fría o caldo. Recuerda evitar compartir alimentos, cubiertos, tazas o platos con otras personas, ya que esto puede introducir bacterias peligrosas en tu boca.

Más galerías de fotos



Escrito por barbara diggs | Traducido por stefanía saravia