Alimentos para la hipertensión y la diabetes

La hipertensión incrementa tu riesgo de infarto, ACV y enfermedad cardiovascular. El manejo de tu presión arterial es crítica si eres diabético ya que también aumenta tu riesgo de tener complicaciones en la diabetes. Además de mantener un peso saludable y de limitar la ingesta de alcohol, una dieta sana puede mejorar tus niveles de presión sanguínea y tu salud en general, según la American Heart Association. Para obtener los mejores resultados, busca ayuda en un profesional de la salud calificado.

Frutas y vegetales

Las frutas y los vegetales proporcionan grandes cantidades de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibras. Además, tienen un efecto moderador sobre los niveles de azúcar en sangre y pueden ayudar a disminuir la presión sanguínea, según afirman la Harvard School of Public Health. Consume periódicametne una variedad de frutas y vegetales frescos y coloridos para ampliar los beneficios de tu dieta. Puesto que la fruta y los vegetales con almidón contienen hidratos de carbono, consume porciones apropiadas y cantidades diarias, según lo que te recomiende tu médico o el especialista en diabetes. Ejemplos de frutas y vegetales ricos en nutrientes son los cítricos, las bayas, las manzanas, las peras, las ciruelas, los kiwi, el melón, los tomates, el aguacate, la espinaca, la col, el brócoli, la coliflor, el zapallo, los repollitos de Bruselas, los pimientos morrones rojos y verdes, las zanahorias y los guisantes. Los vegetales nutritivos con almidón incluyen la calabaza, las patatas dulces, las patatas al horno y el calabacín.

Granos enteros

Los granos enteros también proporcionan muchos nutrientes y fibra. Como fuentes de hidratos de carbono con un bajo índice glucémico, los granos enteros pueden sostener niveles sanos de azúcar en sangre y hacerte sentir pleno durante más tiempo entre comidas. Se debe limitar la ingesta de hidratos de carbonos procesados, como los panes enriquecidos y los bocadillos, pueden tener un significativo impacto positivo sobre los niveles de la presión sanguínea. Consume una variedad de alimentos con granos enteros como parte de una dieta sana y balanceada para obtener mejores resultados. Los alimentos ricos en granos enteros incluyen panes con granos enteros, tortillas, pastas y cereales, arroz integral, quinoa, arroz silvestre, palomitas de maíz y cebada perlada. Cuando compres alimentos con granos enteros, fíjate en el envase para asegurarte de que los principales ingredientes son los granos enteros. Elige productos con baja cantidad de azúcar agregado para obtener mayores beneficios.

Proteínas magras - alimentos enriquecidos

Si bien las fuentes de proteína con alto contenido de grasa, como la carne roja, la leche entera y la piel de las aves pueden exacerbar los niveles de la presión sanguínea, las fuentes de proteína magra pueden mejorar el equilibro de azúcar en sangre, la sensación de plenitud entre comidas y la salud del corazón. Se recomienda incluir en la dieta con mayor frecuencia los productos lácteos descremados, la carne magra, y las aves y el pescado. Elige pechugas de pollo o de pavo antes que las aves de corral de carne oscura y retira toda grasa visible junto con la piel para reducir la ingesta de grasa y calorías. El Dietary Approach to Stop Hypertension (DASH) recomienda de dos a tres porciones de productos lácteos y un máximo de seis porciones de carne magra, de ave o pescado para las personas que consumen una dieta de 2.000 calorías. Opta por métodos de cocción bajos en grasa, como cocinar al vapor, hornear y grillar con poca cantidad de aceite de oliva o de canola con mayor frecuencia.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por irene cudich