Alimentos para evitar los triglicéricos altos

Los triglicéridos son las grasas en los alimentos que comemos y son llevadas en la sangre. Los niveles altos de triglicéridos te ponen en riesgo a la enfermedad cardíaca, la diabetes y la enfermedad de hígado graso. Los niveles de triglicéridos normales son de menos de 150 miligramos por decilitro. Los niveles cerca de ser altos están entre 151 y 200, los altos son entre 201 y 499 y muy altos están por encima de 500 miligramos por decilitro. Para ayudar a controlar los niveles altos de triglicéridos, la Cleveland Clinic recomienda hacer ejercicio y comer una dieta baja en grasas, azúcares, carbohidratos refinados y el alcohol.

Grasas trans y saturadas

El total de grasa debe ser del 30 a 35 por ciento de tus calorías, con no más de 7 por ciento de las grasas saturadas, recomienda la American Heart Association. Las grasas saturadas, que se encuentran en los productos cárnicos y lácteos, elevan los triglicéridos, por lo que evita el consumo de mantequilla, queso y carnes grasas. La Cleveland Clinic recomienda mantenerse alejado de las grasas trans por completo. Las grasas trans son aceites parcialmente hidrogenados que se agregan a los alimentos para darles un sabor más salado y textura y una vida útil más larga. Plantean la lipoproteína de baja densidad, o LDL, el colesterol, que es el colesterol "malo" en relación con los niveles de triglicéridos. Encontrarás las grasas trans en los alimentos fritos, como las papas fritas y rosquillas y productos horneados envasados​​, incluyendo la pizza y pastel de costra y galletas.

Azúcar

La fructosa, que se encuentra en los azúcares añadidos, puede aumentar la cantidad de grasas y triglicéridos en el hígado, indica Ohio State University Extension. Evita añadir azúcar a los alimentos y el consumo de bebidas azucaradas, como refrescos, bebidas deportivas y té dulce. Cleveland Clinic recomienda elegir frutas frescas sobre los jugos de frutas o bocadillos de frutas y seleccionar cereales con menos de 8 gramos de azúcar por porción. Si consumes postre por antojo, prueba el helado sin azúcar, yogur o pudín. Incluso comer demasiada azúcar natural, aumenta los triglicéridos. Limita las frutas secas a 1/4 de taza al día, evita la miel y no comas más de 1/2 taza de vegetales ricos en almidón, como el puré de papas, batatas, frijoles y maíz, por día. Limita las papas al horno a 3 onzas.

Carbohidratos refinados

Tu cuerpo convierte los carbohidratos refinados adicionales en triglicéridos. Los alimentos de estos granos también pierden su fibra durante el proceso de refinación, y la fibra puede reducir los niveles de triglicéridos en la sangre. La Cleveland Clinic indica que los carbohidratos refinados son un factor clave en los niveles altos de triglicéridos. Evita los alimentos elaborados a partir de harinas enriquecidas blanqueadas o refinadas, como el pan blanco, pasta, galletas y arroz.

Alcohol

Tu cuerpo convierte el alcohol extra en triglicéridos y los almacena en las células de grasa, por lo que beber demasiado alcohol puede ayudar a elevar los niveles de triglicéridos, indica la Cleveland Clinic. Si tus niveles son ya altos, omite el alcohol por completo. Si bebes, no consumas más de dos bebidas al día si eres hombre, y no más de una bebida si eres mujer. Una bebida es 1 oz de licor 100 bebida espirituosa, de 1.5 onzas de licores de 80 de bebida espirituosa, 4 onzas de vino y 12 onzas de cerveza, según la American Heart Association.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle fisk | Traducido por verónica sánchez fang