Alimentos que evitar con retracción de las encías

La retracción de las encías, también llamada recesión gingival, se refiere a la exposición de las raíces y los nervios de los dientes debido a la pérdida o retracción del tejido gingival. La retracciónn en las encías es un problema común en los estadounidenses de 40 años en adelante y frecuentemente ocurre como resultado de una mala higiene oral. Evitar ciertos alimentos puede ayudar a reducir los síntomas o la progresión de la condición. Consulta con tu dentista sobre las causas y la prevención de este problema.

Recesión gingival

Existen muchas causas posibles para la recesión gingival, como una posición anormal de los dientes, tejido gingival insuficiente, cepillado excesivamente agresivo, infecciones dentales, desórdenes alimenticios, mascar tabaco y abrasión dental, de acuerdo con el libro “Harrison's Principles of Internal Medicine". Las bacterias, la placa y el cálculo dental se acumulan en tu boca y deshacen tu tejido gingival. La recesión requiere varios meses y años para que sea notable o sintomática. Los síntomas comunes asociados incluyen sensibilidad dental, dolor en los dientes por los nervios expuestos, mal aliento, de coloración del diente, encías inflamadas y hemorragias que surgen con facilidad con el hilo dental o el cepillado.

Evitar alimentos ácidos

Las bacterias y otros microorganismos patógenos prosperan en un ambiente ácido, que contribuye a la enfermedad periodontal, inflamación y recesión, de acuerdo con el libro “Human Biochemistry". Incluso, los alimentos excesivamente ácidos pueden dañar la capa protectora de tus dientes. Ejemplos de alimentos ácidos y bebidas incluyen un consumo excesivo de carnes, frutos cítricos, blanco, pasta hecha con harina blanca, alimentos en conserva y fermentados, bebidas alcohólicas, café y té negro.

Evita los alimentos azucarados

Los alimentos azucarados son altamente ácidos y proporcionan un potencial de bacterias con una fuente alimenticia sencilla, que es por lo que el consumo excesivo de azúcar incrementa ampliamente la incidencia de la caries dental y las enfermedades periodontales, de acuerdo con el libro “Advanced Nutrition and Human Metabolism". Ejemplos de alimentos y bebidas azucarados incluyen dulces, zonas, cafés, pan quesillos, chocolate, soda, bebidas energéticas y licores. Los carbohidratos con gluten, como el pan blanco y las rosquillas, se pegan a tus dientes y pueden quedar atrapados entre los dientes y las encías cuando se retraen, lo que contribuye a la gingivitis o inflamación del tejido gingival.

Evita los alimentos fríos

Cuando tus encías se retraen, los nervios que suministran a tus dientes están expuestos, lo que hace que sean más sensibles a los alimentos y bebidas fríos. Evita los alimentos fríos como el helado, los conos de nieve, las paletas congeladas, los cubos de hielo y los frutos y vegetales refrigerados para reducir algo del dolor que viene asociado comúnmente con las encías retraídas. Morder cubos de hielo o cualquier alimento duro como nueces puede aflojar los dientes que se han debilitado debido al problema periodontal. En lugar de eso, come o bebe cosas a temperatura ambiente o calientes y que sean suaves en su textura. Incluso, pregunta a tu dentista por una pasta dental especial que esté diseñada para reducir la sensibilidad dental.

Más galerías de fotos



Escrito por sirah dubois | Traducido por laura de alba