Alimentos para evitar después de una colonoscopia

El cáncer de colon, el tercer cáncer más común en Estados Unidos y la segunda causa más común de muerte en Estados Unidos, afecta a más de 100,000 personas cada año, la American Cancer Society afirma en 2010. La colonoscopia examina el intestino grueso con un tubo con luz para buscar pólipos, pequeños crecimientos carnosos que pueden tornarse cancerosos u otras anomalías. Es más fácil de visualizarlo si todos los residuos y las heces se eliminan antes del procedimiento. Aunque los medicamentos que ayudan a vaciar el colon se dan el día antes del procedimiento, evitar ciertos alimentos varios días antes y el día de la colonoscopia también ayuda a vaciar el colon y mejora la visualización.

Forraje

Para disminuir la cantidad de residuos de los alimentos en el intestino antes de una colonoscopia, muchos centros de salud dicen que evites los alimentos que contienen altas cantidades de fibra y forraje, y que sustituyas con alimentos de bajo residuo varios días antes de la colonoscopia. Los alimentos altos en fibra incluyen el maíz, incluyendo las palomitas de maíz, la fruta con la piel que todavía está en las semillas, frutos secos, ensaladas, verduras y panes integrales y cereales. Evita también el arroz y las frutas secas, incluidas las pasas. Los ejemplos de alimentos bajos en residuos incluyen pollo, pescado o carne sin piel, productos lácteos, el pan blanco y las pastas. Puedes cocinar verduras suaves o frutas blandas, como bananas, melón blando como el verde o el chino, o compota de manzana.

Alimentos sólidos

A partir del día anterior a la colonoscopia, la mayoría de los médicos indica que dejes de comer alimentos sólidos absolutamente. Los alimentos permitidos incluyen generalmente agua, soda, jugos, caldo, caldo, café, gelatina y paletas claras. Los productos lácteos, crema o sopas cremosas, a pesar de que no contienen partículas sólidas, no se deben comer. Bebe sólo jugos claros sin pulpa.

Comidas con colorantes

Las comidas como la gelatina o los helados de agua que contienen colorante rojo, naranja, azul o purpura no deberían comerse. Los tintes pueden manchar partes del colon de rojo, lo que puede parecer sangre, según indica la Clínica Mayo.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por susana lópez millot