Alimentos para evitar el cáncer de mama

El cáncer de mama es una de las principales causas de muerte de las mujeres en Estados Unidos. Aunque no hay una causa específica de esta enfermedad, hay muchas asociaciones científicas: la evidencia epidemiológica vincula el tabaquismo, la inactividad y la mala nutrición a un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Es bien aceptado que una dieta occidentalizada con alta ingesta de carne, y frutas y verduras limitadas está relacionada con el desarrollo de esta enfermedad. Se sabe que comer un patrón de alimentación tradicional rico en fibra y antioxidantes, y bajo en grasas, azúcar y alcohol, es beneficioso para proteger el cuerpo contra el cáncer de mama.

Grasas saturadas y trans


La comida frita como las patatas fritas pueden contener grasas trans.

Existe una fuerte evidencia de que las grasas saturadas y las grasas trans se relacionan con el aumento en la incidencia de cáncer de mama. Los ejemplos de alimentos altos en grasas saturadas incluyen la mantequilla, la carne roja, el chocolate con leche y el aceite de coco. Las grasas trans se encuentran en muchos alimentos, pero sobre todo en los alimentos fritos como las donas, las patatas fritas, los productos horneados, las margarinas y las mantecas. La American Dietetic Association recomienda que sólo el 20% de tu ingesta calórica diaria provenga de las grasas, y las saturadas sean menos del 10% del porcentaje anterior.

Azúcar y granos refinados


Los productos horneados altos en azúcar deben evitarse.

Una dieta alta en azúcar aumenta la ingesta de calorías mientras no proporciona ningún valor nutricional. El alto consumo de azúcar puede aumentar indirectamente el riesgo de cáncer de mama mediante la promoción de la obesidad y la elevación de los niveles de insulina en la sangre. Los alimentos altos en azúcar son los dulces, refrescos, productos horneados y cereales azucarados. El azúcar blanco (refinado) también es perjudicial para la salud. El pan blanco, la pasta, el arroz y la harina se consideran hidratos de carbono simples y deben ser limitadas.

Alcohol


Frena o limita tu consumo de alcohol.

Se sabe que el consumo excesivo de alcohol aumenta el riesgo de cáncer de mama. Cuando el alcohol se metaboliza en el cuerpo, forma un compuesto llamado acetaldehído, que es conocido por promover la formación de tumores. La mala alimentación junto con el abuso de alcohol conduce a la mala absorción de ciertos nutrientes, como la riboflavina, el zinc y el ácido fólico, que a su vez promueve un mayor riesgo de cáncer de mama. En las mujeres con una fuerte historia familiar de cáncer de mama, se recomienda que eviten el alcohol por completo. Para la mayoría de las mujeres, el alcohol debe beberse con moderación.

Más galerías de fotos



Escrito por laura candelaria | Traducido por sofia loffreda