¿Qué alimentos evitar si se tiene alergia a los lácteos?

Una alergia a los lácteos ocurre cuando el sistema inmunológico reacciona a la ingestión de proteínas de la leche. Aproximadamente el 2.5% de los infantes y niños menores a 3 años desarrollan una alergia a la leche, según la American Academy of Allergy, Asthma & Immunology. El 8% de los niños alérgicos a la leche superan la condición alrededor de los 16 años. Entre los adultos, la alergia a la leche es poco común. Para niños y adultos que viven con alergia a los lácteos, evitar los alimentos que contengan leche puede ser todo un reto. Muchos alimentos procesados y preparados comercialmente contienen leche o ingredientes derivados de ella.

Leche y productos lácteos

Las proteínas de la leche se encuentran en todas sus presentaciones, incluyendo desnatada, reducida en grasa, evaporada, condensada, saborizada y en polvo. La gente alérgica a la leche también debe evitar los lácteos incluyendo mantequilla, quesos duros y suaves, crema, crema ácida, yogur, pudín, flan y helado con crema o leche. Es importante hacer notar que muchas marcas de margarina contienen proteínas de la leche, las cuales pueden causar síntomas de alergia. Algunas personas alérgicas a la leche de vaca también son alérgicas a la leche de otros animales, incluyendo cabra y oveja, reporta Ross Crittenden, Ph.D. y Louise Bennet, Ph.D., de Food Sciencie Australia en un artículo de 2005 publicado en "Journal of the American College of Nutrition" . Los adultos y padres de niños con una alergia a los lácteos deben hablar con su médico sobre si es necesario evitar los productos de leche de cabra y oveja.

Panes, galletas y alimentos horneados

Muchos panes, galletas y productos horneados contienen leche, proteínas de leche o mantequilla. La etiqueta de ingredientes en los alimentos pre empaquetados podría enlistar proteína de leche, lactalbúmina, lactoglobulina o caseína, las cuales son proteínas de leche. Los productos que contienen estos ingredientes deben evitarse. Algunos consumidores buscan designaciones kosher para ayudar a determinar si un alimento contiene ingredientes lácteos. Las palabras "parve" o "pareve" indican que un alimento no contiene carne ni lácteos. Los alimentos que llevan una de estas designaciones son típicamente seguros para las personas con alergias a los lácteos. En contraste, un símbolo kosher, como una "K" dentro de un círculo o sola, o una "U" dentro de un círculo seguida por "D" o "DE" indica que ese producto kosher contiene lácteos. La gente con alergia a los lácteos debe evitar estos productos. La organización sin ánimo de luctro Kids with Food Allergies invita a los consumidores a leer los ingredientes de los productos además de buscar estas designaciones kosher.

Alimentos empanizados y fritos comercialmente

La leche es un ingrediente común en la cobertura de alimentos empanizados como el pollo, camarones o pescado frito. La ingesta de estos alimentos comúnmente provoca una reacción entre las personas con alergia a los lácteos. Adicionalmente, los restaurantes de comida rápida pueden freír los alimentos empanizados en el mismo aceite que otros artículos del menú, potencialmente causando contaminación con proteínas de leche.

Dulces y bocadillos

Muchos dulces y bocadillos contienen leche o proteínas de leche. El chocolate con leche, los caramelos y dulces con nougat contienen leche. Muchos otros dulces también contienen proteína de leche, caseína, caramelo o mantequilla, que comúnmente provocan síntomas de alergia a los lácteos. Los bocadillos frecuentemente contienen proteína de leche o caseína, que ayudan a integrar el producto. Los alimentos sabor o queso o mantequilla típicamente contienen diversas cantidades de estos productos lácteos. Revisar siempre los ingredientes en comidas empaquetadas puede ayudar a evitar reacciones alérgicas por ingestión accidental de proteínas lácteas.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. tina m. st. john | Traducido por lou merino