Alimentos a evitar para los adultos propensos a asfixiarse

La asfixia ocurre más a menudo en los niños, pero los adultos, particularmente los ancianos, también están en riesgo. En el 2006, 463 adultos de 65 años o más murieron debido a la asfixia, reporta el Utah Safety Council. Comer muy rápido, beber mucho alcohol, tener dentadura postiza y un golpe en la cabeza son condiciones que hacen a un adulto más propenso a asfixiarse. Si un adulto empieza a asfixiarse, llama al 911 y empieza a hacer la maniobra Heimlich o RCP, si es necesario, hasta que llegue la ayuda.

Mantequilla de cacahuete

Una porción grande de mantequilla de cacahuete, u otra mantequilla de nuez, puede causar asfixia, incluso entre los adultos sanos. El riesgo es mayor para los adultos mayores, ya que producen menos saliva, en parte debido a la edad y en parte debido a algunos medicamentos, de acuerdo con el Utah Safety Council. Poner mantequilla de cacahuete en pan blanco aumenta el riesgo de asfixia. Para prevenir la asfixia por mantequilla de cacahuete, evita comer cucharadas grandes ya que puede quedarse en tu garganta. Espárcela ligeramente en pan tostado o galletas para que tengas qué masticar antes de tragar, lo cual disminuye el riesgo de que se atore cuando vaya hacia el estómago.

Carne

No masticar bien la comida es una de las razones principales de la asfixia en los adultos. Esto es especialmente cierto con la carne, la cual a menudo requiere de ser masticada más que otros alimentos. Los adultos que usan dentaduras postizas tienen mayor riesgo de asfixiarse con la carne, ya que no siempre pueden masticar apropiadamente antes de tragar. Cuando comas carne, córtala en trozos pequeños o despedázala y mastícala bien. Las carnes molidas y el pescado son alternativas más seguras, ya que son más blandos y fáciles de masticar. Los hot dogs son un riesgo de asfixia entre los adultos y niños, y los adultos que son propensos a ahogarse deben evitarlos o pelar y picar los hot dogs antes de comerlos.

Alimentos suaves horneados

Muchos adultos mayores tienen problemas para masticar pan suave, galletas y pasteles y el riesgo de asfixiarse con ellos es más alto que con alimentos más firmes. El riesgo aumenta si se consume agua junto con los alimentos horneados, ya que expande la comida, lo que puede obstruir el paso del aire. La leche produce un peligro similar cuando se toma con pastel o galletas. El pan blanco es más suave y tiene más riesgo. El pan tostado en una mejor opción para la gente que es propensa a ahogarse.

Trozos de frutas y vegetales

Es probable que los grandes trozos de fruta causen asfixia, especialmente las frutas duras, como la piña y las manzanas. Los plátanos, el melón y las bayas también poseen un riesgo de asfixia si se comen a grandes bocados. La fruta debe cortarse en pequeñas piezas y masticarse bien para reducir el riesgo. Hablar y reírse mientras se come fruta y cualquier otro alimento aumenta el riesgo de asfixia en adultos. Algunos tipos de vegetales poseen riesgos similares y ellos incluyen a las zanahorias y el apio. La calabaza hecha puré y las patatas horneadas son opciones que son más suaves y fáciles de masticar bien.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez