Alimentos que estimulan el sistema inmune en los niños

El sistema inmune de un niño se compone de proteínas, tejidos, órganos y glóbulos blancos llamados leucocitos que trabajan juntos para alejar enfermedades e infecciones. Según AskDrSears.com, muchos niños han debilitado el sistema inmunológico debido a las dietas pobres. Las dietas altas en azúcar pueden reducir la capacidad de antiséptico de los glóbulos blancos en un 40%. Las dietas altas en grasas debilitan el sistema inmunológico, disminuyendo su capacidad de producir anticuerpos y glóbulos blancos. Por suerte, hay alimentos que puedes darle a tu hijo que ayudarán a impulsar su sistema inmunológico.

Vitamina C


Un niño comiendo rodajas de naranja.

La vitamina C aumenta la producción del sistema inmunológico de los glóbulos blancos y anticuerpos que necesita para luchar con los gérmenes causantes de la infección. Impulsa el sistema inmunológico de tu hijo para asegurar que comen por lo menos seis porciones de frutas ricas en vitamina C y verduras al día. Es importante que los niños obtengan suficiente vitamina C de manera diaria porque no se almacena en el cuerpo. Algunos alimentos empaquetados con vitamina C que se deben probar incluyen cítricos, papaya, mango, fruta de kiwi, brócoli, pimientos, tomates y patatas.

Vitamina E


Un girasol y semillas de girasol en un tazón.

Según StopGettingSick.com, la vitamina E estimula la creación de células que destruyen los gérmenes, así como la creación de células B que producen anticuerpos que destruyen las bacterias. Algunas buenas fuentes de vitamina E incluyen nueces, semillas de girasol, aceites vegetales fríos, cereales integrales, aceitunas, legumbres, espárragos, espinacas, arroz, huevos, leche y carnes de órganos.

Zinc


Un acentolla con papas y limón.

Los alimentos ricos en zinc aumentan la producción de glóbulos blancos. Además, el zinc aumenta la producción de células T y ayuda a las células blancas a liberar más anticuerpos. El cuerpo lo necesita para protegerse de la infección y ayudar en la cicatrización de las heridas. Según AskDrSears.com, los cereales fortificados con zinc son la mejor fuente para los niños pequeños. Otros alimentos ricos en zinc incluyen cangrejo, carne, carne oscura de pavo, hígado, yema de huevo, productos lácteos y fríjoles.

Ácidos grasos omega 3


Salmón crudo con hierbas.

Ocasionalmente, el sistema inmune de un niño puede exagerarse y liberar más químicos de los que el cuerpo necesita para luchar contra un ciertas bacterias o alérgenos. Esta reacción exagerada se llama una respuesta hipersensible y puede conducir a una reacción alérgica, como respiración sibilante o un sarpullido. Los ácidos grasos omega-3 protege al cuerpo contra el daño causado por una respuesta hipersensible. Además, estos ácidos grasos también aumentan la actividad de los glóbulos blancos que destruyen las bacterias. Los ácidos grasos omega-3 pueden encontrarse en el aceite de linaza y los pescados grasos, como el salmón, atún y caballa. Si a tu niño no le gusta el pescado, AskDrSears.com sugiere agregar de una a tres cucharaditas de aceite de linaza a un batido de fruta y yogur.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberley zagoren | Traducido por maria gloria garcia menendez