Alimentos energéticos para niños

Desde largos días de escuela a deportes activos y recreo al aire libre, los niños están ocupados. Mantenlos energizados, alimentados y centrados con opciones alimenticias saludables y ricas en nutrientes. Los aperitivos y las comidas regulares compuestas de cereales integrales, frutas, verduras y proteína magra proporcionarán a los niños vitaminas y minerales esenciales mientras que también les darán la energía que necesitan para mantener su resistencia durante todo el día.

Comienza el día bien

El desayuno es la comida más importante del día y esto es especialmente cierto para los niños ocupados y en crecimiento. Como los cereales del desayuno integrales son una buena fuente de carbohidratos complejos, proporcionan una duradera energía para mantener a los niños satisfechos durante toda la mañana. Además, el cereal está lleno de vitaminas, minerales y fibra, todo lo necesario para mantener los cuerpos sanos y crecientes. Por ejemplo, Cheerios, contiene tres gramos de fibra por una porción de una taza. Además, una porción de cereal integral es una buena fuente de hierro, zinc, ácido fólico y vitaminas A, B-6 y B-12. Aparte de hacer que tu cereal de desayuno sea cereal entero, la Academy of Nutrition and Dietetics sugiere que elijas un cereal que tenga poco o ningún azúcar añadido y trans y libre de grasa saturada. Acompaña al cereal con leche baja en grasa para proporcionar a tu hijo proteína, calcio y vitamina D para los huesos y músculos fuertes.

Fruta como aperitivos

La fruta compensa el bocado perfecto porque es rápido, nutritivo y proporciona un impulso de energía para cualquier momento del día. Algunas buenas opciones incluyen manzanas, plátanos, naranjas, uvas, melón o bayas. Como la fruta contiene azúcar natural, dará a los niños una fuente rápida de combustible; la fruta también es rica en fibra, la cual ayuda a llenarlos y mantenerlos satisfechos. Los niños menores de nueve años deberían tomar de una a 1 1/2 tazas de fruta al día, mientras que los que están entre los nueve y los 18 años deben recibir 1 1/2 a dos tazas por día. Para dar a la fruta más poder de permanencia, combínala con una saludable fuente de proteína, como queso o unas cucharadas de mantequilla de cacahuete.

Algo para sorber

Una sana combinación de mezclado leche baja en grasa, yogur y fruta proporciona una opción de aperitivo o comida llena de energía para los niños ocupados. El típico batido rico en nutrientes contiene 140 calorías, cinco gramos de proteína de musculación y un 17% de sus necesidades diarias de calcio por una porción de una taza. Para hacer un batido saludable, mezcla una taza de leche baja en grasa, 1/4 de taza de yogur bajo en grasa y una taza de frutas frescas o congeladas. El plátano y las bayas son deliciosas frutas para utilizar en batidos. Como un bono, un batido de frutas puede ser un gran alimento de camino para las familias muy ocupadas.

Saborear muesli

Una mezcla casera de muesli que contengan cereales integrales, frutas secas y nueces ofrece una combinación densa de energía de hidratos de carbono complejos, fibra y proteína para los niños activos de combustible. Comienza con una taza de cereal integral favorito de tu niño: o's, squares y flakes funcionan bien. A continuación, agrega unas cucharadas de frutos secos, como pasas, arándanos o cerezas. Además de proporcionar dulzor, los frutos secos agregarán algo de fibra, ya que dos cucharadas de pasas de uva contienen un gramo de fibra de relleno. Por último, incluye un puñado de frutos secos. Las almendras, cacahuetes, nueces o castañas de cajú son todas buenas opciones. Las nueces son una buena fuente de proteína. Una porción de una onza (28 gr) de cacahuetes, por ejemplo, contiene siete gramos de proteína.

Más galerías de fotos



Escrito por ann jensen | Traducido por maria gloria garcia menendez