Alimentos que disminuyen la hemoglobina glucosilada (A1c) en diabetes

El nivel de hemoglobina glucosilada (A1c) es el porcentaje de tus glóbulos rojos que tienen moléculas de glucosa unidas a ellos. También llamada hemoglobina glicada, hemoglobina glicosilada, hemoglobina A1c y HbA1c, la hemoglobina glucosilada mide los niveles promedio de glucosa sanguínea durante los últimos dos o tres meses. Un nivel normal de A1c va del 4 al 6 por ciento. Si tienes diabetes tipo 1 o 2, una de tus metas es mantener tus niveles de A1c por debajo de 7 por ciento. Una alimentación adecuada puede ayudarte a lograrlo.

Alimentos que debes evitar

Los carbohidratos y las comidas grasosas son todo menos tus amigos. Controla la cuenta de calorías limitando tu consumo de patatas (potatoes), arroz, fideos y alimentos hechos con harina refinada. Evita los postres azucarados, caramelos, helado, gaseosas y galletas, tartas, donas y otros productos de panadería. Evita el pollo frito, las cenas congeladas, las carnes frías, las sodas azucaradas, el agua de sabor. No compres licuados (smoothies) y jugos de frutas, malteadas, pizza congelada y cuando vayas a un restaurante evita también las patatas fritas, hamburguesas, pizza y sándwiches de pollo o pescado.

Come vegetales

Los vegetales aportan vitaminas, minerales, proteínas, anti-oxidantes y fibra sin demasiados carbohidratos ni calorías. Come muchos espárragos (asparagus), judías, brócoli, zanahorias, cebollas rojas, espinacas, tomates y soja (soy), ya sea en tofu o en productos con leche de soja. La linaza, en aceite o como semillas, es una gran fuente de ácidos grasos omega-3 que puede incorporarse en ensaladas, panes, cereales y aderezos. Las nueces son una excelente fuente de esteroles vegetales que ayudan a disminuir los niveles de colesterol; son altos en calorías, por lo que debes comerlas con moderación.

Incluye frutas de forma regular a tu dieta

Los arándanos azules y rojos (blueberries, cranberries) y la toronja roja (red grapefruit) pueden disminuir tus niveles de colesterol LDL y mejorar tu salud cardiovascular. La toronja puede interferir con algunos medicamentos; por eso, corrobora con tu médico antes de agregarla a tu dieta. Las manzanas aportan fibra. Los melones (cantaloupe), sandías (watermelon), melones chinos (honeydew) y frambuesas (raspberries) contienen potasio, antioxidantes, vitamina C y folatos. Come estos alimentos crudos o cocidos. Los melones y las bayas son excelentes para hacer licuados caseros.

Elige proteína magra baja en grasas

Intenta preparar filetes de pescado blanco, de bagre o de reloj anaranjado a la plancha, al horno, asados o al vapor. Los pescados como el salmón, la trucha, el atún, las sardinas, la caballa y el arenque contienen ácidos grasos omega-3, que se sabe disminuyen los niveles de triglicéridos, reducen la inflamación, disminuyen la presión arterial y el riesgo de formar coágulos sanguíneos. Limita tu consumo de pez espada, tiburón, róbalo, besugo y caballa real pues se sabe que contienen niveles altos de mercurio. Una buena fuente de proteína magra como plato principal o en ensalada es el pollo asado, horneado o rostizado sin piel.

Otros alimentos que disminuyen los niveles de A1c

El yogur bajo o sin grasas es una fuente excelente de proteínas, calcio y zinc que puede disfrutarse como un postre helado. El té blanco, verde o negro tienen flavonoides, sustancias que se piensa tienen efectos en prevenir cáncer y enfermedades cardiovasculares; además de tener muchos antioxidantes. Tómalos fríos o calientes, con o sin cafeína. Para los mejores resultados, disfruta de bebidas de té recién hecho.

Más galerías de fotos



Escrito por ann louise truschel | Traducido por karly silva