Alimentos que debes evitar si estás tratando de quedar embarazada

Si quieres tener un bebé, es importante prepararte comiendo bien para dar a tu cuerpo los nutrientes que necesita para que quedes embarazada. Comer alimentos saludables aumenta tus posibilidades de concebir y dar a luz a un bebé sano, pero consumir ciertos alimentos puede dañar tu fertilidad o a tu feto si ya concebiste.

Queso sin pasteurizar

Mantente alejada del queso que no ha sido pasteurizado, ya que puede enfermarte mientras estás tratando de concebir o dañar a tu bebé no nacido después de la concepción pero antes de que sepas que estás embarazada. El sitio web de la Clínica Mayo advierte que el queso sin pasteurizar puede albergar bacterias peligrosas y aconseja evitar los quesos blandos que a menudo no están pasteurizados, como el feta, el queso azul, el brie, el queso blanco y el camembert. Aléjate también de la leche y el jugo sin pasteurizar.

Carnes crudas o ahumadas

Las carnes mal cocidas también pueden hacer que tu cuerpo se enferme cuando estás tratando de quedar embarazada. Evita comer cualquier clase de carnes crudas o ahumadas; si comes carnes procesadas como perros calientes, cocínalos hasta que estén humeantes, según aconseja BabyCenter.com. Cuando cocines carnes, asegúrate de que sus jugos salgan limpios, y usa un termómetro para carnes para confirmar si los has cocido o no lo suficiente como para comerlos. La Clínica Mayo recomienda evitar la carne de ave cruda rellena con otro tipo de alimentos, debido a que las bacterias pueden crecer en lugares donde los jugos de la carne se mezclan con el relleno.

Pescado con alto contenido de mercurio

Está atenta a ciertos tipos de pescados que pueden ser perjudiciales mientras estás tratando de quedar embarazada. Algunas clases de pescados contienen altos niveles de mercurio, que puede permanecer en tu cuerpo por más de un año después de consumirlos y dañar al feto si quedas embarazada. BabyCenter.com recomienda evitar el pez espada, pez azulejo, caballa y tiburón. El sitio web de la Clínica Mayo recomienda limitar el consumo semanal de mercurio a 12 onzas, que se encuentran en alrededor de dos porciones del tamaño de un puño de pescado, como salmón, bacalao o atún blanco.

Más galerías de fotos



Escrito por whitney hopler | Traducido por maria eugenia gonzalez