Alimentos que debes evitar si tienes el colesterol y los triglicéridos altos

El colesterol es un tipo de lípido o grasa. Es producido por el hígado y se utiliza para diversas funciones corporales. El exceso de colesterol que circula en el torrente sanguíneo es peligroso para tu salud. Una lectura total por encima de 200 miligramos/decilitro es un factor de riesgo para las enfermedades del corazón. Los triglicéridos son un tipo de grasa que circula en el torrente sanguíneo. Los niveles por encima de 150 miligramos/decilitro son también un factor de riesgo. Los alimentos que son altos en grasas, sobre todo saturadas y trans, contribuyen a los niveles elevados de colesterol, mientras que los dulces y el alcohol aumentan los niveles de triglicéridos.

Alimentos altos en grasas saturadas

Los alimentos ricos en grasas saturadas son un factor importante para el desarrollo de enfermedades del corazón. Se encuentran exclusivamente en los alimentos de origen animal, e incluyen las carnes grasas, los pasteles, el chocolate, mantequilla, queso, productos lácteos 2 por ciento o enteros, crema batida y la piel de las aves. Típicamente, si una grasa es sólida a temperatura ambiente, es saturada. Aumentan los niveles de colesterol LDL en el torrente sanguíneo. Aunque el valor diario recomendado (DV) para la grasa total es de 30 a 35 por ciento de calorías, las grasas saturadas deben limitarse de un 7 a un 10 por ciento del total de calorías de acuerdo a la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón).

Fuentes alimenticias de grasas trans

Las grasas trans aumentan los niveles de colesterol de igual manera que las grasas saturadas, lo que contribuye a la enfermedad cardíaca y la arteriosclerosis. Se encuentran en fuentes no-animales, especialmente en los alimentos que contienen aceites parcialmente hidrogenados. La mayoría de las margarinas y las mantecas vegetales son altas en grasas trans, proporcionan de 0,3 a 4,2 gramos por cucharada, según United States Department of Agriculture National Nutrition Database (Base de Datos Nutricional del Departamento de Agricultura de Estados Unidos). Los aceites parcialmente hidrogenados que se encuentran en muchos alimentos procesados​​, incluyendo productos horneados preparados comercialmente, especialmente alfajores, alimentos fritos, patatas fritas, especialmente francesas y muchos bocadillos como las galletas saladas. De hecho, el 40 por ciento de las grasas trans consumidas en los Estados Unidos provienen de pasteles, galletas, tartas, panes y galletas saladas, según el Center for Science in the Public Interest (Centro para la Ciencia en el Interés Público) (CSPI).

Aceites tropicales

La mayoría de los aceites vegetales se componen de ácidos grasos insaturados y no aumentan los niveles de colesterol en la sangre. Hay una excepción, los aceites tropicales, como el de coco, almendra, semillas de palma se componen sobre todo de grasas saturadas y aumentan los niveles de colesterol. ¡El aceite de coco es realmente más alto en ácidos grasos saturados que la mantequilla! El aceite de palma tiene aproximadamente 50 por ciento de grasa saturada y el de semilla de algodón, aunque no es tropical, no es una buena opción ya que más del 25 por ciento de su grasa es saturada. Se han utilizado en alimentos procesados ​​durante décadas, como algunos cereales, galletas preparadas comercialmente, tartas, mezclas para pasteles, galletas saladas y merengues. Aunque los aceites tropicales sin refinar (extra virgen), como el aceite de coco, proporcionan algunos antioxidantes y fitonutrientes, y no contienen colesterol, son altamente saturados, poco saludables para el corazón, y se deben consumir en cantidades muy limitadas, en todo caso, según la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón).

Dulces y alcohol

Las recomendaciones dietéticas para el control de los niveles de triglicéridos no son las mismas que aquellas para los niveles de colesterol LDL. Los dulces concentrados y alcohol aumentan los niveles de triglicéridos en la sangre. Los alimentos con alto contenido de azúcares añadidos incluyen productos de panadería, dulces, helados, galletas, pasteles, cereales azucarados, donuts y otros dulces. Para mantener los niveles de triglicéridos en la sangre en 150 miligramos/decilitro o menos, limita estos alimentos en tu dieta. Además, el consumo de grandes cantidades de bebidas alcohólicas, como licores, cerveza, vino y tragos similares pueden tener el mismo efecto. De acuerdo con las Dietary Guidelines for Americans 2005 (Guías Alimentarias para los Estadounidenses 2005), los hombres deben consumir menos de dos bebidas alcohólicas al día, y las mujeres, una cantidad igual a una bebida alcohólica al día.

Más galerías de fotos



Escrito por michele turcotte, ms, rd | Traducido por barbara obregon