Alimentos que debes evitar si tienes retinopatía serosa central

El tejido de la retina en la parte más interna del ojo envía señales a tu cerebro que te permiten ver. Muchos vasos sanguíneos irrigan la retina. Si uno de estos vasos se rompe, el líquido puede acumularse debajo de la retina, una enfermedad llamada retinopatía serosa central. Para muchas personas, esta condición se resuelve sin necesidad de tratamiento. Discute con tu oftalmólogo el consumo de ciertos alimentos para evitar un mayor sangrado si tienes retinopatía serosa central.

Efectos


Las comidas saludables no causan retinopatía.

Los alimentos y los nutrientes no son responsables de la retinopatía serosa central. Una dieta bien balanceada que te proporciona los requerimientos diarios recomendados de nutrientes no debería aumentar tu riesgo de sangrado. sin embargo, comer grandes cantidades de ciertos alimentos o plantas podría, potencialmente, aumentar tu riesgo de sangrado, sobre todo si tienes un trastorno de coagulación subyacente o estás tomando anticoagulantes.

Jengibre


El jengibre puede funcionar como anticoagulante.

El jengibre es una raíz que comúnmente se utiliza en marinadas, panes, galletas y el ginger ale. En cantidades pequeñas, el jengibre puede no tener ningún efecto en tu sangre. Sin embargo, en dosis particularmente altas de alimentos o en suplementos, el jengibre puede tener un efecto de anticoagulante. Si tienes un trastorno de la coagulación, deberías evitar consumirlo, pues esta raíz incrementa tu riesgo de sangrado. Platica con tu médico para ayudarte a determinar si el jengibre representa una amenaza que pudiera incrementar el sangrado de retina en tu caso.

Alimentos con omega-3


El salmón es rico en omega-3.

El omega-3 es el ácido graso que puede ayudarte a prevenir o a controlar muchas enfermedades, incluyendo las cardíacas. Por esto, muchas personas consumen suplementos de omega-3 o comen alimentos ricos en este nutriente. Los ácidos grasos omega-3 también pueden funcionar como anticoagulante, según la Clínica Cleveland. Tu cuerpo necesita de omega-3 para funcionar normalmente, pero si tienes retinopatía serosa central, tu médico puede recomendarte evitar consumir muchos alimentos con omega-3 hasta que ya no tengas riesgo de sangrado. Los alimentos ricos en este nutriente incluyen muchos tipos de pescado, como salmón y caballa, al igual que la linaza, las nueces y las semillas de calabaza.

Consideraciones


Discute cualquier preocupación con tu médico.

Si presentas cualquier síntoma de retinopatía serosa central, localiza a tu médico inmediatamente. Los síntomas incluyen visión borrosa, percepción de poca luz o visión neblinosa. También puedes notar objetos rectos, como postes de luz, de forma torcida. Además puedes percibir que los objetos están más lejos o son más pequeños de lo que son en realidad.

Más galerías de fotos



Escrito por kate beck | Traducido por karly silva