Alimentos que debes evitar si tienes insuficiencia cardiaca congestiva

Un corazón que presenta insuficiencia cardiaca congestiva (ICC) debe trabajar más duro y es menos eficiente en transportar oxígeno al cuerpo. La sangre puede acumularse en diferentes partes del cuerpo, causando retención de líquidos en los pulmones, brazos, piernas y el tracto gastrointestinal. Algunos alimentos pueden empeorar los síntomas de la ICC, como pies hinchados, fatiga, respiración entrecortada y ganancia de peso. Es importante que evites alimentos que altos en sodio y en grasas saturadas.

Advertencia de sodio

Es importante controlar y limitar tu consumo de sodio porque hace que tu corazón trabaje más rápido. Debes limitar tu consumo de sal de 1,500 a 2,000 miligramos por día. El sodio se encuentra en la sal y es añadido a la mayoría de los alimentos procesados, incluyendo la comida rápida. Evita usar el salero y reemplázalo con especias, hierbas y otros sazonadores. Revisa las etiquetas de los alimentos para determinar cuánta sal se encuentra en tus alimentos. Si una porción tiene 140 miligramos de sodio o menos, es considerada baja en sodio.

Alimentos procesados

Evita consumir alimentos procesados que vengan en cajas o latas, como la sopa enlatada, vegetales enlatados y macarrones con queso de caja. También debes evitar botanas saladas como papas y nueces. Estos alimentos son altos en sodio, lo que hace que tu cuerpo retenga más agua. Una taza de sopa enlatada puede tener de 600 a 1,300 miligramos de sodio. Los platillos principales enlatados y congelados pueden tener entre 500 y 2,750 miligramos por porción de 8 onzas. Estos alimentos pueden proporcionarte la mitad de todo tu consumo diario de sodio. Haz sopa casera para disminuir tu consumo de sodio. El jugo de tomate, los aderezos de ensaladas, mezclas sazonadoras y sopa de fideos también deben ser evitados.

Carnes y leche alta en grasas saturadas

Limita tu consumo de carnes y de leche entera alta en grasas saturadas. Las dietas altas en grasas saturadas se asocian a niveles elevados de colesterol en sangre y a enfermedad cardiaca. Al reducir tu consumo de leche entera y de carnes grasosas, como la carne roja, salchichas y tocino, puedes disminuir tus niveles de colesterol y mejorar los síntomas de la ICC. Disminuye tu consumo de grasa saturada para que constituya el 10 por ciento del total de calorías que consumes diariamente. Evita usar grasas sólidas como la mantequilla o la manteca cuando cocines y reemplázalas por aceites. Las grasas sólidas son altas en grasas saturadas.

Peligros del alcohol

El alcohol puede disminuir tu ritmo cardiaco, haciéndole más difícil a tu corazón el bombear sangre. El alcohol también puede interaccionar con tus medicamentos. Es especialmente importante evitar el alcohol si tu falla cardiaca se relaciona con el consumo de esta sustancia. Habla con tu médico para que te de recomendaciones específicas relacionadas con el consumo de alcohol.

Queso grasoso

Limita tu consumo de queso. La mayoría de los quesos son altos en sodio, y los quesos grasos tienen muchas grasas saturadas. Una onza de queso americano tiene hasta 443 miligramos de sodio y seis gramos de grasa saturada. Elige quesos bajos en grasa y revisa las etiquetas nutricionales para encontrar opciones bajas en sodio.

Restricción de líquidos

Si tienes falla cardiaca avanzada o si experimentas respiración entrecortada o edema, puedes necesitar reducir tu consumo de líquidos. Limita tus líquidos a 8 tazas o menos por día. Esto es equivalente a dos litros o 64 onzas de líquidos. Vigila los cambios en tu peso al pesarte diariamente. Si experimentas ganancia de peso en un corto periodo de tiempo, puede ser señal de que estás reteniendo líquidos y que tu condición está empeorando.

Más galerías de fotos



Escrito por chelsea flahive, rdn, ld | Traducido por karly silva