¿Qué alimentos debería retirar de mi dieta para perder peso más rápidamente?

Seleccionar alimentos bajos en calorías suele ser más sencillo si sabes cuáles son los alimentos que debes evitar. Los investigadores médicos han asociado varias categorías de comidas con el aumento de peso. Deberás reducir o eliminar esos alimentos de tu dieta para poder perder peso. Sin embargo, al hacer esto, es importante recordar que esos alimentos no causan el aumento de peso por sí mismos. En lugar de eso, contribuyen a desproporcionar la cantidad de calorías, situación a la que también pueden contribuir otros alimentos cuando se comen en exceso.

Papas

Las papas fritas y las papas en general son los dos alimentos más comúnmente asociados con el aumento de peso, de acuerdo con un estudio de Harvard publicado en el "New England Journal of Medicine". A lo largo de un periodo de cuatro años, los participantes que aumentaron su consumo de papas fritas aumentaron un promedio de 1.69 libras y aquellas que incrementaron su consumo de papas subieron 1.28 libras. Este estudio sugiere que eliminando las papas fritas, las papas a la francesa y las papas hash brown y comer otras formas de papas con moderación puede ayudarte a perder peso.

Sodas

El azúcar en las sodas y otras bebidas endulzadas proporcionan a tu cuerpo más glucosa de la que pueden utilizar de una sola vez. Si tus niveles de glicógeno o azúcar almacenada están bajos, tu cuerpo podría convertir ese exceso de glucosa en esta molécula y almacenarla en tu hígado y músculos. Sin embargo, si estos almacenes están llenos, tu hígado convertirá las azúcares en grasa. Este estudio de Harvard descubrió que aquellos participantes que incrementaron su consumo de bebidas azucaradas aumentaron un promedio de 1 libra durante el periodo que duró el estudio de 4 años, haciendo que estas bebidas fueran otra causa muy relacionada con el aumento de peso.

Carnes rojas y procesadas

Aunque las carnes rojas y procesadas pueden ser una buena fuente de proteína, pueden también ser más altas en grasa que las carnes magras, como el pollo sin piel. Por ejemplo, 100 gramos de pollo asado sin la piel contienen 3.57 gramos de grasa, mientras que la misma cantidad de mortadela contiene más de 28 gramos. El estudio de Harvard asoció el incremento en el consumo de estas carnes con el aumento de peso en comparación con sus contrapartes más magras. Más aún, un estudio publicado en "The American Journal of Clinical Nutrition" sugiere que un incremento en el consumo de cualquier carne puede contribuir a la ganancia de peso si no reduces el número de calorías en el resto de tu comida.

Alimentos densos en energía

Cualquier alimento que tenga un gran número de calorías por un volumen pequeño de comidas tiene una alta densidad energética, de acuerdo con los especialistas. Estos alimentos están asociados con el aumento de peso, debido a que debes comer una mayor cantidad de calorías para sentirte satisfecho. Los alimentos altos en grasas y azúcares, como los dulces, galletas, pastelillos y alimentos fritos, actúan en detrimento de la pérdida de peso. Deberás reducir o eliminar esos alimentos de tu dieta si quieres perder peso rápidamente. En lugar de eso, los especialistas sugieren comer alimentos con un alto contenido de agua y fibra, como las frutas, vegetales y los granos enteros, que proporcionarán mayor volumen por menos calorías.

Más galerías de fotos



Escrito por kylene arnold | Traducido por reyes valdes