Alimentos que deben evitarse con la diabetes gestacional

La diabetes gestacional se produce en el 14 a 25 por ciento de todos los embarazos. La obesidad, la edad materna, el origen étnico y los antecedentes familiares diabéticos son todos factores que contribuyen al riesgo de diabetes gestacional. Una prueba de sobrecarga oral de glucosa se realiza entre las semanas 24 y 28 de embarazo para detectar esta enfermedad. Si se diagnostica la diabetes gestacional, es necesario controlar el azúcar en la sangre para evitar riesgos de salud para ti y tu bebé. Monitorear el consumo de ciertos alimentos en tu dieta y controlar la glucosa en sangre favorece a un embarazo saludable.

Los hidratos de carbono ricos en calorías

Para las personas con diabetes gestacional, el 40 a 45 por ciento del total de las calorías deben provenir de fuentes de carbohidratos. Si tu meta diaria de calorías es de 2.000 calorías, aproximadamente 800 a 900 del total de calorías debe provenir de este grupo de alimentos. Evita el consumo de fuentes de harina refinadas como el pan blanco o fideos. En cambio, sustituye estos alimentos con opciones integrales. Además, come una variedad de frutas y verduras. Limita el consumo de zumos de frutas y hortalizas, ya que muchos tienen una gran cantidad de azúcares añadidos. Si lees la etiqueta de estos jugos, verás que muchos de ellos tienen una gran cantidad de hidratos de carbono en una muy pequeña porción. La leche y productos lácteos también son carbohidratos buenos para incluir en tu dieta cuando tienes diabetes gestacional. Elige las variedades saludables bajas en grasas de estos alimentos en lugar de alimentos con mucha azúcar, como leche sabor a chocolate o fresa y el yogur con jarabe de maíz de alta fructosa.

Selecciona la proteína magra

También se necesitan alimentos con proteínas en una dieta para la diabetes gestacional y deben constituir aproximadamente el 20 por ciento del total de calorías. La carne magra, pollo y pescado - junto con los huevos, frijoles, soja y queso de soja - son buenas opciones de proteínas. También se pueden incorporar productos lácteos y el queso. Elige versiones bajas en grasa si el aumento de peso excesivo es una preocupación de tu médico. Los alimentos con proteínas a evitar o limitar son; carne y pescado grasosos, y mariscos con altos niveles de mercurio, como el pez espada y la caballa.

Limita la grasa

Una dieta para la diabetes gestacional debe consistir en 35 a 40 por ciento de grasa. Debido al alto contenido de grasa de la dieta, ponte como objetivo incorporar las grasas mono y poliinsaturadas que ayudan a reducir el colesterol total. Los aguacates, nueces, aceite de canola y aceite de oliva son fuentes de estas grasas saludables. Limita la grasa saturada a no más de 10 por ciento de las calorías totales. Este tipo de grasa se encuentra en los dulces y postres, leche, tocino, chorizo, crema y mantequilla. Leer las etiquetas es también importante, evita los alimentos con el ingrediente "aceite parcialmente hidrogenado" para reducir las grasas trans no saludables.

Horario de las comidas

Cuando tienes diabetes gestacional, el control de tu azúcar en la sangre se verá influido por el horario de tus comidas. Para un mejor control del azúcar en la sangre, no te saltees las comidas durante el día. Come tres comidas regulares y cuatro o cinco refrigerios al día. Lo ideal sería que cada comida o merienda tenga un equilibrio de carbohidratos, proteínas y grasas en lugar de carbohidratos solamente, o sólo de proteínas para ayudar a equilibrar los niveles de azúcar en la sangre. Además, con la diabetes gestaciones es más frecuente el aumento de azúcar en la sangre por la mañana, así que consulta con tu médico o dietista para ver si los carbohidratos deben ser limitados en el desayuno y en el refrigerio de la mañana.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey phillips | Traducido por vanina frickel