Los alimentos que se deben evitar comer antes de acostarse

Un refrigerio nocturno saludable puede aplacar el apetito hasta el desayuno, pero los alimentos grasos y salados pueden dificultar tu capacidad de conciliar el sueño y también pueden impedirte permanecer dormido, según informa Elizabeth Somer en su libro "Food and Mood: The Complete Guide to Eating Well and Feeling your Best” (La comida y el estado de ánimo: Guía completa para comer bien y sentirse de la mejor manera posible). Los alimentos más blandos pueden evitar que tengas hambre a medianoche, pero no evitarán que disfrutes de una buena noche de sueño.

Patatas fritas y salsa

Las papas fritas son muy saladas y la salsa puede resultar muy picante, una combinación que puede hacerte sentir incómodo e hinchado por lo que tendrás dificultad para conciliar el sueño y permanecer dormido durante toda la noche. El consumo de alimentos salados puede causar retención de agua, observa Somer, lo que te puede hacer sentir muy incómodo como para sentirte somnoliento y puede impedir que logres un sueño reparador. La salsa a menudo contiene pimientos y especias picantes que pueden causarte acidez estomacal e indigestión, dos malestares que pueden dificultarte dormir bien. Somer añade que muchas papas fritas también contienen glutamato monosódico, otro aditivo alimentario que puede interrumpir el sueño y causar malestar estomacal . Las palomitas de maíz son una alternativa saludable que no contiene demasiada sal o especias añadidas.

Frutos secos

Los frutos secos son generalmente considerados una adición saludable para tu dieta ya que contienen grasas no saturadas y proteínas. A menudo contienen varios miligramos de sodio añadido, lo que dificulta a tu cuerpo la capacidad de prepararse para dormir, observan Ben Kaminsky y Howard Kaminsky en su libro "Beyond Botox: 7 Strategies for Sexy, Ageless Skin Without Needles Or Surgery" (Más allá del Bótox: 7 estrategias para una piel sexy y siempre joven, sin agujas ni cirugía). Los frutos secos también son un tipo de comida pesada que te llenará pero te hará sentir incómodo cuando combines la proteína con sodio. El consumo de frutos secos también puede darte demasiada energía como para conciliar el sueño rápidamente. La proteína puede resultarte contraproducente al incrementar la actividad en tu cerebro por lo que no puedes calmarte lo suficiente como para llegar a dormirte rápidamente y lograr una buena noche de descanso. El cereal seco reducido en azúcar puede reemplazar los frutos secos para ayudar a prevenir la interrupción del sueño.

Helado

El helado es a menudo un convite refrescante y dulce, pero debería evitarse antes de acostarse. Tu cuerpo tiene dificultades para digerir alimentos con alto contenido de grasa como el helado, lo que hará que sea más difícil para ti sentirte lo suficientemente cómodo para dormir bien, según observa Somer. El helado también contiene varios gramos de azúcar, lo que puede interrumpir tus ciclos de sueño, causándote un desequilibrio de la insulina y generándote una explosión de energía. El yogur natural bajo en azúcar con miel es una buena alternativa que no causa un pico de azúcar y no contiene tanta grasa como para que tengas dificultades para dormir.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por nieves fragola