Alimentos que se deben evitar durante el embarazo

Una dieta sana y equilibrada es esencial para tu bebé durante el embarazo. La Academy of Nutrition and Dietetics recomienda agregar 340 calorías al día durante el segundo trimestre y hasta 450 al día durante el tercer trimestre, dependiendo de tu peso antes del embarazo. Es fácil para muchas mujeres agregar calorías a sus dietas, pero no todos los alimentos son iguales. De hecho, algunos alimentos considerados saludables están prohibidos durante el embarazo porque pueden aumentar el riesgo de tener enfermedades que pueden ser potencialmente peligrosas para la vida de tu bebé.

Pescado crudo y grande

Durante el embarazo, tienes que ser más selectiva sobre tus opciones de comida en restaurantes de sushi. Los mariscos crudos están prohibidos, así como otros platos con pescado crudo. Esto también incluye mariscos crudos como las almejas y las ostras. Comer estos alimentos te pone en riesgo de tener salmonela e infecciones de e. coli, pero la bacteria muere cuando se cocinan los alimentos. El sushi también puede contener parásitos. Algunos pescados grandes, como el tiburón, pargo y pez espada, también son motivo de preocupación durante el embarazo debido al toxoplasma relacionado con un alto nivel de mercurio. March of Dimes recomienda apegar 12 onzas o menos por semana de atún claro enlatado, bagre, salmón y camarón. El atún enlatado también es seguro, pero no comas más de seis onzas a la semana. Los mariscos ahumados, como el salmón ahumado y el salmón, sólo son seguros durante el embarazo cuando se cocina la carne a 165 grados Fahrenheit. Sin embargo, las versiones enlatadas están a salvo.

Carne y ave medio cruda

La carne de aves de corral y la de res crudas nunca son una buena idea. El asunto es aún más grave durante el embarazo, cuando la bacteria e. coli inducida por enfermedades transmitidas por los alimentos puede dañar a tu bebé. Para prevenir las infecciones posibles de e. coli, FoodSafety.gov recomienda cocinar las carnes y el cordero a 145 grados Fahrenheit. Cocinar todo tipo de carne picada y carne de cerdo a 160 grados y las aves de corral a 165 grados. En caso de duda, comprueba el color de la carne. Los filetes rojos o sangrientos y las hamburguesas indican un proceso de cocción raro o medio, que no es seguro para el embarazo. Las aves de corral nunca deberían ser rojas o rosadas.

Cualquier cosa con huevos crudos

Los huevos crudos pueden contener salmonella, un tipo de bacteria que puede causar una infección gripal. El peligro durante el embarazo es que los síntomas rápidamente pueden llevar a la deshidratación y a aumentar la temperatura del cuerpo. Sin embargo, no son sólo los huevos sobre los que tienes que preocuparte, durante el embarazo, debes evitar otros productos de huevos crudos. Esto incluye la masa cruda para galletas, masa de pastel, ponche y helados caseros.

Comidas con riesgos de listeria

Aunque no se considera totalmente prohibido para las mujeres embarazadas, los embutidos y las salchichas pueden plantear riesgos que no vale la pena tomar. Estas preocupaciones también se aplican a las carnes frías, salchicha seca y ensaladas deli hechas con carne o pollo. FoodSafety.gov señala que eso alimentos pueden contener las bacterias listeria, que pueden conducir a tener infecciones tanto a ti como tu bebé. Para reducir el riesgo de contraer listeriosis, calienta los alimentos a 165 grados Fahrenheit, esto incluye las carnes precalentados. Otra desventaja de procesado de comer carnes son el sodio adicional, que puede contribuir a la retención de agua. La listeria podría estar presente en los productos frescos, así que es importante lavarlos minuciosamente antes de su uso, incluidas las variedades envasadas. Las cáscaras de fruta también deben lavarse para evitar la contaminación.

Estar atenta a los productos "no pasteurizados"

La pasteurización es un proceso en el cual se calienta y luego se enfría para evitar el deterioro de los alimentos. Esta más a menudo se aplica a las bebidas. Sin embargo, muchas bebidas permanecen sin pasteurizar, incluyendo ciertos zumos y productos lácteos. Algunos quesos blandos, como el feta, panela, brie, blanco, Camembert y fresco también puede estar sin pasteurizar. Siempre revisa las etiquetas para asegurarte de que un producto es pasteurizado. Los alimentos y las bebidas sin pasteurizar pueden contener Listeria, Salmonella o e. Coli.

Más galerías de fotos



Escrito por kristeen cherney | Traducido por maria gloria garcia menendez